Ricardo Ávila
brújula

De plazos y prórrogas

Un conocido dicho señala que ‘no hay plazo que no se cumpla’, aunque valdría la pena añadir que a veces hay excepciones.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
febrero 12 de 2019
2019-02-12 08:45 p.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Un conocido dicho señala que ‘no hay plazo que no se cumpla’, aunque valdría la pena añadir que a veces hay excepciones. Ese parece ser el caso con respecto a las negociaciones que adelantan Estados Unidos y China en el plano comercial, cuyo desenlace es clave para la marcha de la economía del planeta.

Y es que el próximo 2 de marzo se vence la moratoria de 90 días anunciada por Donald Trump en noviembre, relacionada con la imposición de aranceles, que irían del 10 al 25 por ciento, a productos chinos por valor de 200.000 millones de dólares. El objetivo de la Casa Blanca es presionar a Pekín para que abra su mercado y la balanza deficitaria para el país del Tío Sam se equilibre un poco.

Si bien las conversaciones siguen en marcha, los medios especializados afirman que van por buen camino. La dificultad es que los cabos sueltos son muchos, por lo cual es poco probable que haya humo blanco en el límite de tiempo establecido. Debido a ello, Washington señaló ayer que podría acceder a una extensión del término, lo cual fue suficiente para darle un impulso a Wall Street.

Aun así, es evidente que el entusiasmo todavía no cuenta con cimientos sólidos. Aparte de lo complejo que es llegar a un texto que refleje un consenso, lo más importante es ponerlo en práctica. Más de un observador señala que a Trump le puede suceder lo mismo que le pasó con el líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, quien fuera de un cordial apretón de manos hace menos de un año, ha hecho poco para desmontar su programa nuclear.

Mientras llega la hora de las definiciones, existe el riesgo de que la euforia actual se apague en cuestión de días. El motivo es que hay otro reloj que avanza y es el relativo al cierre del gobierno federal estadounidense, que vuelve a ser posible el viernes que viene. A pesar de que ayer demócratas y republicanos encontraron una fórmula en el Congreso, todavía falta la luz verde de Trump, quien se quedaría sin fondos para su muro en la frontera con México. Y aquí, la prórroga no se ve fácil.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado