Ricardo Ávila
brújula

Del Nafta al Usmca

Lo primero será acostumbrarse a la nueva sigla.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
octubre 01 de 2018
2018-10-01 09:06 p.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Lo primero será acostumbrarse a la nueva sigla. Bajo el supuesto de que acabe pasando todos los filtros parlamentarios que se requieren, el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Tlcan) será reemplazado en cuestión de un puñado de meses por el Acuerdo Estados Unidos - México - Canadá (Aeumc). Y el acrónimo en inglés se convertirá en Usmca, en lugar del conocido Nafta.

El cambio puede parecer cosmético, pero no lo es. Detrás de todo está la intención de Donald Trump de renegociar el que es considerado el pacto comercial más importante del mundo. Descrito por el actual inquilino de la Casa Blanca como “el peor negocio de la historia”, más de uno temió por su supervivencia.

Tal como ocurre a veces, el desenlace tuvo elementos de suspenso. Pocas horas antes de que se venciera el plazo límite fijado fue posible concluir con éxito las conversaciones entre Washington y Ottawa, pues el trato entre estadounidenses y mexicanos se había cerrado varias semanas antes.

El resultado implicará variaciones importantes, sobre todo para un puñado de sectores. Lo más notorio es lo que concierne a la industria automotriz, ya que habrá normas de origen más estrictas y la exigencia de ponerle un piso a ciertas asignaciones salariales. Así se sientan las bases para castigar las importaciones de vehículos y evitar la salida de fábricas, fuera de la subregión.

También son claves las vueltas de tuerca en lo que atañe al acceso de productos lácteos y vinos al mercado canadiense. Las reglas sobre propiedad intelectual serán más estrictas, mientras se le abren nuevas oportunidades a los servicios financieros. No menos clave es que el mecanismo de resolución de controversias que Estados Unidos deseaba eliminar, continuó con vida.

Hechas las sumas y restas, el ‘muñequeo’ de Trump le produjo réditos. No obstante, es dudoso que el saldo en las respectivas balanzas comerciales cambie radicalmente. Habrá que oír lo que dice cuando se dé cuenta.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado