Ricardo Ávila
brújula

El optimismo sigue escaso

Justo cuando la tendencia apuntaba hacia la mejoría, otra vez apareció un bache.

Ricardo Ávila
Exdirector de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
marzo 19 de 2019
2019-03-19 08:40 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Justo cuando la tendencia apuntaba hacia la mejoría, otra vez apareció un bache. Así se podría describir lo sucedido con la confianza del consumidor en Colombia, cuyo resultado para febrero fue reportado ayer por Fedesarrollo. De acuerdo con la entidad, el indicador siguió en terreno negativo –como sucede desde julio del año pasado– y cedió terreno frente a la medición de enero.

El consuelo es que en comparación con el mismo mes del 2018, hay una ligera mejoría. Debido a ello, los optimistas pueden argumentar que si se toman en cuenta las circunstancias estacionales, la fotografía general no es del todo mala. Bajo ese punto de vista, tuvo lugar una indudable progresión.

Más allá de la polémica, hay varios elementos que merecen ser resaltados. El primero es que las expectativas de la gente se mantienen positivas en lo que atañe a lo personal, pero muestran un saldo en rojo respecto a la economía o el país. Por otra parte, más individuos creen que a su hogar le está yendo peor que hace un año, lo cual sugiere que muchas familias no sienten la recuperación.

Es probable que circunstancias locales, como la contaminación ambiental en Medellín o el clima de seguridad en Cali, hayan influido en un importante deterioro del ánimo en dichas ciudades. También es claro que entre los integrantes del nivel socioeconómico alto sucedió el retroceso más notorio.

Sea como sea, el mensaje es que la oleada de optimismo que algunos anhelaban, no llegó. La incógnita es si el relativo enfriamiento afectará el comportamiento de la demanda interna, que es el principal motor del crecimiento de la economía colombiana.

Al respecto, los expertos creen que la lectura del mes pasado es consistente con una expansión del 3 por ciento anual, que está entre el rango de las proyecciones para el 2019. La actitud del consumidor refuerza, además, la impresión de que el Banco de la República mantendrá quieta su tasa de interés por ahora, porque no hay síntomas de calentura.

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes