Ricardo Ávila
brújula

La caída del peso

Han pasado dos años y medio desde cuando el precio del dólar en Colombia superó de manera decidida la barrera de los 3.300 pesos.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
mayo 19 de 2019
2019-05-19 05:09 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Han pasado dos años y medio desde cuando el precio del dólar en Colombia superó de manera decidida la barrera de los 3.300 pesos. La diferencia frente al 2016 es que mientras en esa época el valor del petróleo no daba señales de reanimarse tras la descolgada que había comenzado meses atrás, ahora el barril de la variedad Brent se mantiene por encima de los 70 dólares, superando incluso las proyecciones de los expertos.

Teniendo en cuenta que tradicionalmente la cotización de los hidrocarburos ha sido la principal determinante del nivel del billete verde, es evidente que la explicación de la devaluación reciente de la moneda nacional hay que buscarla en otras causas. Al respecto, los conocedores destacan dos elementos.

El primero es de orden global. Lejos de disminuir, las tensiones comerciales entre Estados y China vienen en aumento. Aparte de que a ambos lados del Pacífico se decretó un aumento de aranceles que afectará el volumen del intercambio entre ambos gigantes, ahora comienzan a aflorar otro tipo de sanciones como las que golpearon a Huawei, la nave insignia en la producción de equipos de telecomunicaciones chinos.

Dado el tamaño de la disputa, los inversionistas prefieren poner su dinero a salvo, lo cual los lleva a salirse de las economías emergentes. Esa aversión al riesgo se expresa en la compra de activos denominados en dólares o en euros, lo cual afecta desde el yuan renminbi hasta el peso mexicano o el colombiano.

A lo anterior se agregan las particularidades individuales. En el caso de Colombia, hemos perdido más terreno que nuestros pares regionales. Aquí entran en juego desequilibrios que se han acentuado como el de la balanza comercial. Basta recordar que el déficit registrado hasta marzo, de 2.367 millones de dólares, es casi del doble del contabilizado al cierre del primer trimestre del 2018.

Como consecuencia, la brecha en la cuenta corriente de la balanza de pagos podría superar el equivalente del 4 por ciento del Producto Interno. Semejante perspectiva enciende las alarmas y contribuye a la caída del peso.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado