Ricardo Ávila
brújula

La confianza no se ha perdido

Frente a los señalamientos de que Colombia ha perdido prestigio en el exterior, la realidad dice otra cosa.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
octubre 04 de 2018
2018-10-04 08:50 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

En medio de la turbulencia que se siente en los mercados financieros internacionales por cuenta del menor atractivo de las economías emergentes para los inversionistas, hay que destacar lo hecho por el Ministerio de Hacienda hace un par de días. Frente a los señalamientos de que Colombia ha perdido prestigio en el exterior, la realidad dice otra cosa.

Y es que haber colocado una emisión por dos mil millones de dólares, tras haber recibido ofertas por 9.680 millones de parte de más de 300 compradores potenciales, es algo notable. La demanda sirvió para que en el caso de 1.500 millones de dólares con vencimiento en marzo del 2029 se lograra una tasa de interés del 4,58 por ciento anual. Los especialistas notarán que ese rendimiento significa una diferencia de 1,4 puntos porcentuales frente al de los bonos del Tesoro estadounidense, el margen más bajo alcanzado por cualquier operación similar desde enero del 2013.

Tampoco puede pasar desapercibida la colocación de 500 millones de dólares en títulos a 30 años de plazo. En este caso, la tasa negociada fue 5,18 por ciento y la diferencia de 1,85 puntos porcentuales, algo que no se veía en el mundo desde octubre del 2014. La diferencia con esa época es que antes había dinero barato y abundante, lo cual ya no es el caso.

Gracias a los recursos obtenidos, se pudo completar la recompra de mil millones de dólares en bonos que vencían en marzo próximo. Como ese monto no tendrá que pagarse en la fecha señalada, quedan liberados, en la práctica, cerca de tres billones de pesos que le dan aire a la financiación del presupuesto nacional del 2019.

Todo lo anterior, hace más manejables las cosas. Aparte de obtener recursos frescos a un costo moderado, es importante el mensaje de que el nombre de Colombia genera confianza en otras latitudes. También sirve ampliar plazos y mejorar el perfil de la deuda pública, sobre todo cuando las tasas de interés en el mundo tienen tendencia a subir. El contraste con otras naciones latinoamericanas es evidente.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado