Ricardo Ávila
brújula

La oleada no se detiene

Uno de los temas urgentes que forma parte del empalme entre el gobierno saliente y el que llega es el de la migración venezolana.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
junio 27 de 2018
2018-06-27 10:39 p.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Uno de los temas urgentes que forma parte del empalme entre el gobierno saliente y el que llega es el de la migración venezolana. La juiciosa labor de las autoridades colombianas ha permitido elaborar un mapa bastante preciso sobre la tipología de aquellos que arriban del país vecino en busca de un futuro mejor.

Tanto la entrega de permisos especiales de permanencia –que cobijan a 181.742 personas– como el censo que permitió identificar a los que se encuentran en condición irregular, ayuda a tomar decisiones con respecto a la presencia de un millón de individuos –incluyendo aquellos con cédula de ciudadanía– venidos del otro lado de la frontera y con presencia en más de 400 municipios.

Que haya continuidad en las políticas es clave para reaccionar apropiadamente ante una crisis que no se detiene. El mal manejo de los asuntos de la nación bolivariana por parte de Nicolás Maduro y quienes forman parte de su administración es el responsable de la peor tragedia humanitaria en la historia reciente del continente americano.

Los efectos de la emergencia no solo se sienten en el territorio colombiano. Los datos también muestran que seguimos siendo utilizados como un punto de paso por parte de aquellos que buscan suerte en otros lugares. Por ejemplo, si en el 2016 transitaron 32.811 venezolanos por el puente de Rumichaca, que nos conecta con Ecuador, el año pasado la cifra se elevó a 232.010. Y en lo que va corrido del 2018, con corte al 24 de junio, el guarismo asciende a 335.135 personas.

Semejantes estadísticas plantean enormes desafíos que exigen la presencia de la cooperación internacional. El costo de atender una masa tan grande de gente se tasa en decenas de miles de millones de pesos, algo que golpea las finanzas de sectores vulnerables como el de la salud que atendió 40.545 urgencias en lo que va del calendario. Tan solo en mayo, el incremento llegó a ser de un 475 por ciento con respecto a igual periodo del 2017. Y nada indica que esto vaya a terminar pronto.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado