Ricardo Ávila
brújula

Un parte de tranquilidad

En momentos en los cuales toma velocidad la discusión en torno al salario mínimo, el Dane entregó un parte acertable del IPC.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
diciembre 05 de 2018
2018-12-05 08:08 p.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Justo en momentos en los cuales toma velocidad la discusión en torno al nuevo nivel del salario mínimo, el Dane entregó anoche un parte acertable con respecto al comportamiento del Índice de Precios al Consumidor en noviembre. Según la entidad, la inflación en los últimos 12 meses quedó en 3,27 por ciento, lo cual está entre los parámetros calculados por los analistas. De la remuneración en cuestión, el alza en la canasta familiar es un elemento clave, lo que justificaría un incremento cercano al 4 por ciento.

Pero, independientemente de lo que suceda en la Comisión de Concertación, los especialistas ven una mayor probabilidad de que el Banco de la República no se vea forzado, en el corto plazo, a subir la tasa de interés que les cobra a las entidades financieras por darles liquidez temporal. El costo de esos recursos está en 4,25 por ciento anual.

La razón de esta falta de urgencia es que las expectativas inflacionarias seguirían siendo inferiores al 3,5 por ciento anual. Y si bien desde ya se anticipan presiones en el 2019, solo hasta que estas se concreten sería necesario actuar.

La principal fuente de inquietud es el arribo del fenómeno climático de ‘El Niño’. Tal como ha ocurrido en ocasiones anteriores, un régimen de lluvia más escaso afecta negativamente el rendimiento de las cosechas y tiende a impulsar el precio de la comida.

Además, está la incógnita respecto a cómo la mayor tasa de devaluación influirá sobre el valor de los llamados ‘bienes transables’, comenzando por los artículos importados. Por tal razón, si bien todo apunta a que el año acabará siendo tranquilo en lo que respecta a la carestía, eso no quiere decir que haya que bajar la guardia.

Ese es el motivo por el cual el Emisor insiste en hacer un monitoreo permanente de la situación. Así, cuando se presente el primer conato de incendio, no dudará en sacar las mangueras para evitar que el fuego inflacionario se extienda.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado