Ricardo Ávila
brújula

Y de la diversificación ¿qué?

Sigue por buen camino la evolución de las exportaciones colombianas.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
octubre 07 de 2018
2018-10-07 07:20 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Sigue por buen camino la evolución de las exportaciones colombianas. Tal como lo anunció el viernes pasado el Dane, las ventas del país al exterior subieron 13 por ciento en agosto, mientras que en el acumulado del año el incremento asciende al 14,8 por ciento. De seguir las cosas como vienen, aumenta la probabilidad de que el registro para todo el 2018 supere los 43.000 millones de dólares.

Y aunque ese repunte sirve para aminorar algunas vulnerabilidades, justo cuando en el entorno internacional el viento cambia de dirección por cuenta del fortalecimiento del dólar, vale la pena destacar que la ansiada diversificación de mercados y productos no ocurre todavía. Puesto de otra forma, seguimos concentrados en bienes primarios.

Las cifras son elocuentes. El capítulo de combustibles y productos de las industrias extractivas tiene un peso de 58 por ciento en lo que se ha exportado durante los primeros ocho meses del año. Aparte de lo sucedido con el petróleo, que se ha beneficiado de mejores precios en los mercados globales, la facturación del carbón también ha subido.

Adicionalmente, habría que sumar en la cuenta el oro, las esmeraldas y el ferroníquel que agregan casi 5 por ciento más. En números gruesos, se puede afirmar que casi dos terceras partes de las ventas de Colombia al exterior provienen del subsuelo o de las explotaciones auríferas de aluvión. Semejante proporción confirma que la minería es determinante para los ingresos en divisas.

En contraste, la facturación del segmento de bienes agropecuarios, alimentos y bebidas apenas muestra un alza del 1,4 por ciento. La mala suerte del café, los bananos y el azúcar tiene mucho que ver en tan pobre dinámica.

A su vez, las manufacturas muestran un repunte interesante del 12,6 por ciento en el acumulado. Aunque están ligeramente por debajo del promedio, al menos hay que celebrar que aquellos bienes que usualmente muestran un componente más alto de valor agregado crezcan a doble dígito. Lo anterior, sin embargo, no esconde que la primarización de nuestras exportaciones persiste.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado