Ricardo Ávila
retrospectiva

China también se enfría

Las sanciones comerciales aplicadas por Donald Trump le quitan fuerza a la actividad exportadora china, que es un motor difícil de reemplazar.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
diciembre 15 de 2018
2018-12-14 08:18 p.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Mientras en Colombia las noticias locales siguieron acaparando los titulares de los medios durante la semana que termina, en otras latitudes las preocupaciones en materia económica tomaron un tinte más global. Así se desprende de la reacción de los mercados a los reportes provenientes de China, cuyo vigor es clave para el ritmo del planeta entero.

Y es que según lo informó Pekín, las ventas al detal en noviembre registraron la cifra de aumento más baja de los últimos 15 años. Como si lo anterior fuera poco, la producción industrial en el país comunista tuvo la menor expansión en 33 meses. Todo apunta, además, a que las compras de vehículos caerán por primera vez en casi un cuarto de siglo.

Las causas del enfriamiento son varias, pero el común denominador es que la confianza de los consumidores no va bien. De un lado, los salarios reales muestran una evolución mediocre, al tiempo que el sector financiero exige más requisitos a quienes piden préstamos, para cuidar la calidad de su cartera. Por otra parte, las sanciones comerciales aplicadas por Donald Trump le quitan fuerza a la actividad exportadora china, que es un motor difícil de reemplazar.

Pero más allá de lo que pase en el país comunista, lo que realmente inquieta a los analistas es que las señales que apuntan hacia un menor crecimiento en el mundo se acumulan. Pocos días atrás, tanto las autoridades de Alemania como del Japón informaron que durante el tercer trimestre del 2018 sus respectivas economías experimentaron una contracción que nadie anticipaba.

Y si bien es verdad que Estados Unidos todavía se ve bien, aquí sí que se aplica el refrán de que “una golondrina, no hace verano”. Eventualmente, la producción norteamericana acabará reflejando un menor dinamismo internacional, para no hablar de los riesgos internos derivados de las políticas de Washington.

Ese es el motivo por el cual las bolsas se tiñeron de rojo el viernes y el petróleo volvió a acercarse a los 60 dólares por barril. Así todavía el hemisferio norte siga en otoño, crece el consenso de que -como en la serie de televisión- el invierno se acerca.

Ricardo Ávila Pinto 
ricavi@portafolio.co
@ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado