Ricardo Ávila
brújula

Comienza otro desafío

El alza en la tasa de cambio, el periodo de sequía y el salto en el salario mínimo son factores que exigirán nuevos esfuerzos.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
enero 07 de 2019
2019-01-07 05:45 p.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Así como el arranque del 2019 se caracterizó por cielos despejados en buena parte del territorio nacional, en lo que atañe a las noticias de índole económico también hubo una lectura favorable del clima, al menos en un aspecto. Esa es la impresión que surge tras leer el comunicado emitido por el Dane el sábado con respecto al comportamiento de la inflación durante el año que acaba de terminar.

De acuerdo con la entidad, el aumento en el Índice de Precios al Consumidor para el 2018 se ubicó en 3,18 por ciento, una cifra bien inferior a las apuestas de los analistas que hablaban de dos o tres décimas más. El número –muy cercano al punto medio del rango definido por el Banco de la República– puede considerarse un triunfo de las autoridades.

Y es que desde el 2014 no se había emitido un parte de tranquilidad tan contundente en este frente. Tras el susto del 2016, cuando el ritmo inflacionario llegó a ser del 9 por ciento anual, fue necesario poner los frenos para evitar un desbocamiento de la carestía. Entre las herramientas utilizadas, el Emisor elevó su tasa de interés hasta el 7,75 por ciento anual, un apretón que sintieron los usuarios del crédito y que se notó, entre otros, en el ritmo del consumo interno.

De vuelta al año pasado, no hay duda de que el buen comportamiento de los alimentos acabó siendo determinante para que los precios se mantuvieran dentro del redil. También vestuario, comunicaciones y diversión, aportaron su granito de arena.

En contraste, educación, salud, vivienda y transporte estuvieron por encima del promedio. Mención especial merecen las tarifas de energía eléctrica, con un salto del 8,82 por ciento, que es difícil de entender a la luz de la abundancia de agua que le permitió al sistema energético apoyarse en las plantas hidroeléctricas y evitar mayores costos.

Mirando hacia adelante, este y otros asuntos traerán nuevos retos. El alza en la tasa de cambio, el periodo de sequía, atribuible al fenómeno de ‘El Niño’, y el salto en el salario mínimo son factores que exigirán nuevos esfuerzos para mantener la inflación bajo control.

ricavi@portafolio.co
@ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado