Ricardo Ávila
Brújula

Con el acelerador hundido

Todas esas señales sugieren que muchos consideran que las condiciones son propicias para hundir el acelerador y de paso comprar carro.

Ricardo Ávila
Exdirector de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
septiembre 03 de 2019
2019-09-03 07:18 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Uno de los termómetros que utilizan los analistas con el fin de examinar si las cosas en una economía van por buen camino, es el comportamiento de las ventas de vehículos. A juzgar por lo ocurrido en lo que va del almanaque en Colombia, el reporte es alentador.

Esa es la conclusión que surge tras observar el informe que elaboran la Andi y Fenalco, según el cual el número de unidades matriculadas subió 8,7 por ciento en agosto. Por su parte, el acumulado del año registra un incremento del 5,4 por ciento que responde a un arranque lento, tras el cual se notó un cambio en velocidad a partir de mayo.

De seguir las cosas así, no es descabellado pensar que el 2019 termine con una cifra total que supere los 270.000 carros de todo tipo. En caso de confirmarse la apuesta, el dato sería el mejor desde el 2015, cuando los despachos alcanzaron 283.267 vehículos.

Lo anterior no quiere decir que la vía esté despejada del todo. El alza en el precio del dólar puede alejar a un número importante de compradores, a menos que las marcas en contienda decidan reducir sus márgenes. No obstante, los optimistas señalan que el consumo de los hogares se mantiene sólido y que las tasas de interés son relativamente bajas, lo cual garantiza que haya apetito por el crédito.

Por otra parte, es llamativo el comportamiento de distintas categorías. Los automóviles representan la tajada más grande del mercado, aunque su participación viene en descenso pues el gusto por los utilitarios es mayor. Mientras las ventas de los primeros bajan 0,8 por ciento, las de los segundos suben en casi 10 por ciento.

También salta a la vista que las transacciones de pick ups son mayores (14,1 por ciento), lo cual se puede asociar a un mejor desempeño de la infraestructura o la minería. No menos importante es que en lo que atañe a los camiones, el salto supera el 26 por ciento. Todas esas señales sugieren que muchos consideran que las condiciones son propicias para hundir el acelerador y de paso comprar carro.

ricavi@portafolio.co
@ravilapinto

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes