Ricardo Ávila
brújula

El dragón sigue despierto 

Las estadísticas publicadas indican que el consumo interno actuó de contrapeso al bajón en las ventas externas.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
julio 15 de 2019
2019-07-15 08:03 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

A lo largo de casi tres décadas, China ha sido el gran motor de la economía mundial. Gracias al ritmo experimentado, no solo más de 500 millones de personas salieron de las filas de la pobreza en el gigante asiático en ese lapso, sino que el comercio global se dinamizó y los precios de las materias primas aumentaron, dándole un impulso a decenas de países en diversos continentes.

Por tal motivo, es de imaginar que más de un analista frunció el ceño este lunes, cuando Pekín reportó que el crecimiento observado entre abril y junio habría sido el más de los últimos 27 años. La cifra, a decir verdad, generaría envidia en otras latitudes: 6,2 por ciento anual. Pero el dato confirma que hay una desaceleración en marcha que es imposible desconocer.

La causa principal de la pérdida de velocidad fue, sobre todo, el sector exportador. Ello confirmaría que las sanciones comerciales impuestas por Estados Unidos le están pasando factura a la nación más populosa del planeta. A pesar de la tregua acordada durante la pasada cumbre del Grupo de los Veinte, el problema de fondo sigue sin solucionarse, pues cerca del 40 por ciento de los bienes que adquiere el Tío Sam pagan un arancel hasta del 25 por ciento. Aun así, no todo es malo. Las estadísticas publicadas indican que el consumo interno actuó de contrapeso al bajón en las ventas externas. Dado el creciente poder de compra de la clase media china, ello eventualmente podría asegurar que si la confrontación continúa, habrá cómo hacerle frente.

Parte del repunte de la demanda está relacionado con medidas adoptadas por las autoridades, con el fin de robustecer el ingreso disponible. Dicha política sugiere que la dirigencia comunista no se ha quedado sin cartas y que puede recurrir a estrategias adicionales si la disputa con Washington se prolonga.

Debido a ello, hay que tomar con un grano de sal la exultante afirmación de Donald Trump al celebrar la noticia. Todavía la expansión del PIB chino más que duplica la de la economía estadounidense.

ricavi@portafolio.co
@ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado