Ricardo Ávila
brújula

En el mapa internacional

Cuando aparezcan datos más desagregados será posible esbozar hipótesis sobre por qué el dinero continúa arribando.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
julio 14 de 2019
2019-07-14 06:52 p.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Para un país que se ve mal en las clasificaciones internacionales, debido al elevado déficit que muestran sus cuentas externas, resulta un alivio saber que hay manera de cubrir –al menos parcialmente- ese saldo en rojo. Así lo confirma el más reciente reporte del Banco de la República, que contiene las cifras de la balanza cambiaria, con corte al primer semestre del año.

De acuerdo con la entidad, la inversión extranjera directa subió con fuerza entre enero y junio, al llegar a un guarismo de 4.940 millones de dólares, 20 por ciento más que en igual lapso del 2018. Sin duda alguna, el principal componente de esas llegadas de dinero son los sectores de minería y petróleo, que representan el 78 por ciento del total señalado.

No obstante, el componente más dinámico fue el de “otros sectores” con un incremento del 33 por ciento en el periodo considerado. Lo anterior sugiere que existe una tendencia hacia la diversificación de renglones, más allá de que las industrias extractivas acaparen la mayoría de los capitales que ingresan efectivamente desde afuera.

Aunque la estadística que más se sigue proviene de la balanza de pagos, en donde también se incluyen otros conceptos como la reinversión de utilidades, la experiencia sugiere que no habrá cambio de tendencia. Dada la incertidumbre que afecta el ritmo de la economía mundial, no es un logro menor seguir en el mapa de las multinacionales, a pesar del fortalecimiento del dólar o la pérdida relativa de lustre de las naciones emergentes.

Especialmente llamativo es que las cifras más abultadas de Colombia se contraponen con las dudas en México y Argentina, usualmente polos dinámicos al atraer inversionistas. Brasil es todavía una incógnita, mientras que Perú y Chile llaman la atención, aunque no como antes. Cuando aparezcan datos más desagregados será posible esbozar hipótesis sobre por qué el dinero continúa arribando. Entretanto, es positivo que los movimientos observados no solo ayudan a cubrir el faltante de la cuenta corriente de la balanza de pagos, sino que son una clara señal de confianza.

ricavi@portafolio.co
@ravilapinto 

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado