Ricardo Ávila
brújula

Ganar es perder un poco

La duda es que una Theresa May debilitada tampoco pueda sacar ese as de la manga, después de lo ocurrido en la víspera.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
diciembre 12 de 2018
2018-12-12 07:47 p.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Aquella conocida expresión según la cual una cosa es ganar la batalla y otra triunfar en la guerra, volvió a ser desempolvada ayer después de que la primera ministra británica, Theresa May, logró contener una rebelión en su propio partido. A pesar de que la dirigente conservadora recibió un voto de confianza de la mayoría parlamentaria, tuvo que aceptar que no será la líder de la colectividad cuando llegue el momento de convocar elecciones.

Más grave aún, es que el conato de golpe la deja en una posición de debilidad, justo cuando tiene que viajar a Bruselas con el fin de buscar concesiones sobre el acuerdo que le permitiría suscribir un divorcio amistoso con la Unión Europea (UE). Dada la división en su propia bancada, aumentan las probabilidades de que la Cámara de los Comunes rechace el texto negociado cuando llegue el momento de examinarlo en su integridad.

Debido a ello, la incertidumbre comienza a hacerle daño a la economía británica. Así lo refleja la libra esterlina que ayer experimentó una ligera recuperación tras el cierre oficial de los mercados, después de alcanzar mínimos que no se veían en 20 meses.

No obstante, el punto de fondo es que la comunidad de negocios sabe que un rompimiento abrupto con el bloque comunitario traería graves consecuencias. Varios estudios han señalado que la tasa de crecimiento de largo plazo sería mucho menor, para no hablar de las consecuencias inmediatas en caso de que las exportaciones británicas se vean obligadas a pagar los aranceles que se les cobran a quienes no pertenecen a la Unión Europea.

Mientras aparece la luz al final del túnel, son numerosas las empresas que comienzan a trasladar algunas operaciones al otro lado del Canal de la Mancha. Para evitar esa hemorragia, los expertos aconsejan la celebración de un nuevo referendo en el cual se le vuelva a preguntar a la ciudadanía sobre el brexit. La duda es que una Theresa May debilitada tampoco pueda sacar ese as de la manga, después de lo ocurrido en la víspera.

ricavi@portafolio.co
@ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado