Ricardo Ávila
brújula

La tarea por hacer

Enfocarse en los grupos más vulnerables requiere estrategias puntuales e intervenciones duraderas.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
octubre 15 de 2018
2018-10-15 06:06 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Hay dos maneras de mirar el reporte entregado por el Banco Mundial la semana pasada, según el cual el número de individuos en condición de pobreza absoluta en el planeta sigue mostrando tendencia a disminuir. De acuerdo con la entidad, ese total, que en 1990 ascendió a 1.895 millones de personas, habría bajado a 736 millones en el 2015, usando una línea de corte equivalente a 1,9 dólares diarios de ingresos para cada una.

Lo positivo es que conforme con el organismo, para el 2030 dicho grupo sumará unos 500 millones de seres, cerca del 6 por ciento del total. Dicho de otra forma, los números serán inferiores a los actuales, lo cual confirma que la progresión de la humanidad en cuanto a estándares de vida, sigue su marcha.

Sin embargo, la inmensa mayoría de ese grupo vivirá en el África subsahariana, que contaría con 416 millones de pobres extremos al final de la próxima década. Debido a ello, no solo seguirá la enorme disparidad que existe entre diferentes regiones, sino que una masa inmensa de personas desposeídas estará localizada en una misma zona, lo cual es, a la vez, un llamado a la acción colectiva y un campanazo de alerta con respecto a eventuales presiones étnicas y migratorias.

En ese contexto, América Latina no se ve tan mal. El problema es que esta parte del mundo apunta a quedarse con la misma cantidad de gente en la miseria que ahora –unos 26 millones de personas– si no adopta políticas orientadas a sacar a los más marginados de la sociedad de su atraso.

El mensaje es extensivo para Colombia, cuya proporción de pobres absolutos es de 4,5 por ciento, ligeramente por encima del promedio latinoamericano. Enfocarse en los grupos más vulnerables, que incluyen comunidades indígenas y afrodescendientes, al igual que integrantes de la tercera edad, requiere estrategias puntuales e intervenciones duraderas. Solo así será posible asegurar que dentro de doce años, el panorama de nuestra sociedad sea muy diferente al actual.

ricavi@portafolio.co
@ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado