close
close
Ricardo Ávila
Brújula

Lo que baja, sube

Los analistas recibieron con agrado los resultados de la más reciente encuesta de opinión del consumidor que elabora Fedesarrollo todos los meses.

Ricardo Ávila
Exdirector de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
febrero 19 de 2019
2019-02-19 07:29 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

El indicador todavía no se encuentra en terreno positivo, pero, aun así, los analistas recibieron con agrado los resultados de la más reciente encuesta de opinión del consumidor que elabora Fedesarrollo todos los meses. Según la entidad, en enero del 2019 el índice de confianza mostró un saldo en rojo que se acerca cada vez más al punto de equilibrio y confirma que, después del bache de noviembre, hay una evidente recuperación en marcha.

La mejoría es atribuible al componente de expectativas. En concreto, la gente es notoriamente más optimista con respecto a la situación de su hogar dentro de un año o frente a las condiciones económicas del país, en general, a lo largo de los 12 meses que vienen.

A pesar de ese mensaje de esperanza, la calificación que hacen las personas de su realidad actual es muy similar a la de la misma época del 2018 e inferior a la de diciembre. Puesto de otra manera, la percepción sobre cómo están las cosas se ha deteriorado ligeramente. Tras hacer la sumas y restas correspondientes, el neto hacia adelante es favorable.

Parte de la explicación se basa en un componente regional. Es curioso que en comparación con la parte final del año pasado, el ánimo subió mucho en Medellín, Cali y Bucaramanga. El avance acabó siendo menor en Bogotá, y lo sorprendente es que Barranquilla, cuya constante habían sido los números en negro, ahora muestra un talante pesimista.

Por otra parte, llaman la atención los contrastes entre los niveles socioeconómicos. En lo que atañe al alto, el índice de confianza es elevado y supera con creces los guarismos de diciembre y de un año atrás. Para los que están en la mitad, existe una progresión importante, pero todavía insuficiente. Y en lo que corresponde a los de más abajo, podría hablarse de un estancamiento que merece un examen mucho más detallado.

Esas diferencias hacen que sea obligatorio tomar los resultados citados con un grano de sal. No hay duda de que la confianza mejora, pero no lo hace de manera uniforme.

ricavi@portafolio.co
@ravilapinto

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes