Ricardo Ávila
brújula

Nubes y más nubes

Como consuelo queda que Colombia se mantiene en el 3,3 por ciento. Ahora el reto es lograr que eso sea cierto.

Ricardo Ávila
Exdirector de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
enero 09 de 2019
2019-01-09 07:42 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Usualmente el lenguaje de las entidades multilaterales es más cauto. Por ello, más de un lector levantó las cejas al leer el reporte que dio a conocer el Banco Mundial hace un par de días sobre la suerte de la economía global, el cual habla directamente de nubes de tormenta y un pronóstico más oscuro.

Las causas de ese tono sombrío se resumen en un debilitamiento del intercambio internacional y los flujos de inversión, combinado con tensiones comerciales entre las grandes potencias. Junto a lo anterior están las presiones de tipo financiero que ya afectaron a varias naciones emergentes como Argentina, Turquía y Suráfrica, en un escenario de tipos de interés más elevados.

La mezcla de esos elementos, a los que se agregan los eventuales impactos del cambio climático sobre la oferta alimenticia, explican el pesimismo del Banco Mundial. En el mejor de los casos, el crecimiento del 2019 será igual al del año que acaba de terminar, con el riesgo de que acabe siendo menor.

Frente a los vientos en contra, no hay muchas alternativas pues la opción de exportar más no tiene mucha viabilidad. Tampoco hay espacio para endeudarse más, ya que la tolerancia a los desequilibrios es ahora menor. Una salida es luchar contra la informalidad que golpea los índices de productividad y la capacidad de recaudar impuestos. Eso, sin embargo, es más fácil decirlo que hacerlo.

En conclusión, hay una especie de sinsalida que parece ser una invitación a amarrarse el cinturón de seguridad. El mensaje es que, con más o menos intensidad, la turbulencia se va a sentir en las más diversas latitudes.

Lamentablemente, en ningún lugar las cosas se ven peor que en América Latina. Después de una expansión de apenas 0,6 por ciento en el 2018, la apuesta para este año es de 1,7 por ciento, seis décimas menos que la proyección de junio. Brasil, México y Argentina explican ese recorte. Como consuelo queda que Colombia se mantiene en el 3,3 por ciento. Ahora el reto es lograr que eso sea cierto.

ricavi@portafolio.co
@ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes