Ricardo Ávila
BRÚJULA

Para alquilar balcón

Con la salida de Jim Yong Kim del Banco Mundial, uno de los puestos más apetecidos del planeta quedará vacante.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
enero 08 de 2019
2019-01-08 07:36 p.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Una de las sorpresas que trajo consigo el comienzo del calendario tuvo su origen en Washington. El motivo fue el anuncio hecho por el actual presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, con respecto a su renuncia de la entidad multilateral que integran 189 naciones, casi tres años antes de que expire el periodo para el cual fue reelegido en el 2016.

No menos llamativo acabó siendo el mensaje de que, en menos de un mes, este médico de origen coreano y nacionalizado en Estados Unidos, se incorporará a una firma privada con el propósito de invertir en proyectos de infraestructura en países en desarrollo. De tal manera, uno de los puestos más apetecidos del planeta quedará vacante.

Debido a ello, las fichas del ajedrez ya empezaron a moverse ante lo que puede convertirse en un asunto muy polémico. El motivo, para decirlo con franqueza, es el creciente inconformismo con el acuerdo vigente desde finales de la Segunda Guerra, según el cual el líder de la entidad de crédito es estadounidense, mientras que el del Fondo Monetario Internacional proviene de Europa.

De hecho, cuando Kim llegó al cargo en el 2012 alcanzó a avanzar la idea de una nacionalidad diferente. Entre los nombres que llegaron a la ronda final estuvieron el colombiano José Antonio Ocampo y la ministra de Hacienda de Nigeria de ese entonces, Ngozi Okonjo-Iweala, la más opcionada en la época.

Al final, el músculo de la administración de Barack Obama acabó ganando la partida. No obstante, las cartas de aquellos que quisieran ver un cambio de tercio quedaron al descubierto, con lo cual la próxima votación debería ser más reñida. Además, dado que Donald Trump es amigo del unilateralismo, más de uno quisiera recordarle que no controla todas las fichas del tablero global.

Por tal motivo, la pelea será para alquilar balcón, a no ser que la actual directora general del Banco, la búlgara Kristalina Georgieva, sea designada presidenta interina. Eso podría calmar las aguas, al menos en el corto plazo.

ricavi@portafolio.co
@ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado