Ricardo Ávila

Prevenir el retroceso

El presidente de Panamá que sea electo el próximo 5 de mayo recibe un país calificado “alto nivel de ingresos”, pero en riesgo de retroceso.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
abril 21 de 2019
2019-04-21 02:22 p.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

El presidente de Panamá que sea electo el próximo 5 de mayo, deberá aplicar una estrategia de sostenibilidad fundamentada en la educación, mejorar su sistema de recaudación e impulsar la cohesión social, en un país calificado “alto nivel de ingresos”, pero en riesgo de retroceso. Las cifras macroeconómicas analizadas por el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi) muestran una nación por encima del promedio mundial en muchos aspectos de bienestar, pero igualmente con peligro de una involución.

Entre las claves macroeconómicas que se encontrará el próximo mandatario están: renta alta, recaudación fiscal débil y una pobreza que golpea. Hasta hace pocos años, a Panamá se le ubicaba como país de renta media, pero hoy su ingreso por persona en paridad de poder adquisitivo, 25.406 dólares, por encima de toda Latinoamérica. De acuerdo con el BID, ha recortado en 20 puntos su diferencia del ingreso por persona con relación al promedio de la Ocde en los últimos 10 años.

Una de las alertas que el BID, el Icefi y el FMI mantienen es la baja recaudación fiscal de la nación, la más pobre proyectada para el 2019 con relación al Producto Interno Bruto en Centroamérica. El Gobierno tuvo en el 2017 una recaudación tributaria del 8,9 por ciento del PIB, en 2018 el 8,8 y para 2019 se proyecta del 9,3 por ciento.

En cuanto a la pobreza, aunque no se percibe grave en las grandes ciudades, si se ve en las provincias y dramáticamente en las comarcas indígenas. “El éxito económico de Panamá no se ha traducido en la misma medida en logros sociales, no se trata solo de un problema de justicia social, sino que también afecta a las bases necesarias para garantizar un crecimiento sostenido”, advierte el BID

No obstante lo anterior, el país cuenta con activos para enfrentar todos sus desafíos e impulsar los cambios que prevendrán un retroceso del desarrollo: la capacidad financiera que ostenta –grado de inversión, bajo nivel de riesgo país y atracción de inversión extranjera–. Además, el entorno macroeconómico “sigue siendo favorable al crecimiento”, la “buena infraestructura, con un Índice de Desempeño Logístico del Banco Mundial por encima de Latinoamérica y de los países de éxito”, seguridad y conectividad.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado