Ricardo Ávila
retrospectiva

Refugio dorado 

El incremento del oro es una señal de que hay preocupaciones fundamentadas en torno a la economía mundial. 

Ricardo Ávila
Exdirector de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
junio 21 de 2019
2019-06-21 07:54 p.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

En el mundo de los inversionistas hay opciones para todos los gustos. A partir de los criterios conocidos de seguridad, rentabilidad y liquidez, quien dispone de excedentes de dinero se encuentra con incontables alternativas que combinan con diferentes pesos específicos tales parámetros.

No obstante, cuando el panorama se complica, los refugios son los mismos de siempre: bonos de las economías más sólidas o una opción de último recurso ante la incertidumbre. Ese es el caso del oro, que actúa como una especie de seguro ante los vientos huracanados, desde tiempos inmemoriales. Por tal motivo, más de uno tomó nota de que el viernes la onza del metal amarillo superó la barrera de los 1.400 dólares.

Un punto así de alto no se veía desde septiembre del 2013. Todo apunta a que la combinación de un escenario geopolítico más complejo con una perspectiva de mayor liquidez internacional hace más atractiva la opción dorada. Ese sentimiento no es nuevo, pues el ciclo alcista del elemento completó cinco semanas.

Lo curioso es que el nerviosismo global parece ser menor ahora. De un lado, el Banco de la Reserva Federal de Estados Unidos sugirió que en julio se viene un recorte en la tasa de interés que maneja. Del otro, una conversación telefónica entre Donald Trump y Xi Jinping alimentó las esperanzas de que la fuerte guerra comercial que enfrenta a Estados Unidos y China se solucione pronto.

Como consecuencia, los precios de las acciones en Wall Street y en las bolsas de Shanghái y Shenzhen subieron de forma notoria. A su vez, el petróleo mostró un repunte semanal del 5 por ciento, debido a las tensiones en el Medio Oriente y al accidente en una refinería norteamericana. También una serie de monedas de economías emergentes ganó terreno frente al dólar, ante la impresión de que el billete verde se debilitará.

No obstante, esos altibajos parecen importarle poco a quienes no ven claro el futuro. El incremento del oro es una señal de que hay preocupaciones fundamentadas en torno a la economía mundial, por lo cual es mejor protegerse de una eventual tormenta más temprano que tarde.

Ricardo Ávila Pinto
ricavi@portafolio.co
@ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes