Ricardo Ávila
retrospectiva

La ley de la gravedad

Parece increíble que hace apenas un mes el petróleo hubiera alcanzado su máximo nivel en cuatro años.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
noviembre 09 de 2018
2018-11-09 07:52 p.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Parece increíble que hace apenas un mes el petróleo hubiera alcanzado su máximo nivel en cuatro años, cuando el barril de la variedad Brent llegó a 86,74 dólares en los mercados internacionales. Esa marca parece lejana ahora, después de que la caída en los precios del crudo superó la marca del 20 por ciento durante la semana que acaba de terminar.

En cuestión de días, el panorama cambió y ahora más de uno se pregunta si la descolgada observada va a continuar en el futuro cercano. Dichos interrogantes también cuentan en Colombia, en donde el valor del dólar retomó su tendencia ascendente tras un breve respiro. La tasa representativa del mercado para el próximo martes será de 3.176 pesos.

Hasta ahora, la moneda nacional se había librado del embate de la devaluación, gracias a que el valor de los hidrocarburos actuaba como un dique en contra del fortalecimiento de la divisa estadounidense. Luego de que ese factor sale de la ecuación, aumenta la probabilidad de una depreciación mayor de la observada, sobre todo si el Banco de la Reserva Federal en Washington aumenta su tasa de interés en diciembre.

El desplome del petróleo en los últimos días tiene todo que ver con la geopolítica. Tras haber anunciado sanciones contra Irán que apuntaban a crear cierto desabastecimiento en el mercado del crudo, la administración Trump no solo permitió que ciertos compradores importantes como China, India y Japón, continúen con el suministro que les da la república islámica. Por otro lado, la Casa Blanca mantiene la presión sobre sus aliados en el Medio Oriente para que incrementen su producción actual.

El resultado es una buena noticia para los automovilistas y las naciones cuya balanza energética es deficitaria. La otra cara de la moneda es la que muestran los países exportadores, incluyendo el nuestro.

La fotografía, sin embargo, puede alterarse en cualquier momento. Si algo caracteriza la coyuntura es la volatilidad. Y es que no solo lo que sube como palma cae como coco, pues la ley de la gravedad no opera plenamente por estos días.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado