Ricardo Ávila
Retrospectiva

La mejora de las expectativas

Que los colombianos vienen dejando de manera paulatina el pesimismo que los caracterizó a lo largo del 2017, es algo que comienza a notarse cada vez más.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
febrero 23 de 2018
2018-02-23 07:33 p.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Que los colombianos vienen dejando de manera paulatina el pesimismo que los caracterizó a lo largo del 2017, es algo que comienza a notarse cada vez más. Un sondeo hecho entre propietarios de pequeñas y medianas empresas por la firma OpinionWorks dado a conocer la semana pasada, reveló que la proporción de firmas que dicen que el presente año será mucho mejor que el pasado ascendió a 55 por ciento, la tasa más elevada entre cuatro países de la región latinoamericana.

Por su parte, la encuesta de opinión empresarial que elabora Fedesarrollo también mostró una mejora en la tendencia, que no fue pasada por alto por los analistas. En lo que atañe a la confianza de los industriales, esta se ubicó en terreno neutral en enero, tras 12 meses con balances negativos. El componente de expectativas tuvo mucho que ver con la mejoría observada.

A su vez, el indicador que mide cómo ven las cosas los comerciantes completó cuatro meses seguidos de incrementos. Es verdad que en este caso el dato más reciente todavía está por debajo del punto al cual llegó al inicio del año pasado, pero aun así se produjo un punto de inflexión que muestra un mayor optimismo.

El elemento que sustenta el avance señalado parece ser un mejor desempeño en el ritmo de gasto de los hogares. La baja en la inflación, combinada con las menores tasas de interés y la relativa estabilidad de la tasa de cambio, ayudan a que la demanda privada tome un nuevo aire, después de haberse ralentizado de manera notoria durante el 2017.

En la medida en que las ventas anden bien, podría consolidarse una recuperación de la confianza empresarial. Tal vez el gran lunar en este campo es la incertidumbre política que lleva a posponer decisiones, hasta no saber el nombre del próximo inquilino de la Casa de Nariño.

Aun así, todo apunta a que el sector privado comparte la opinión de que lo peor quedó atrás. Ahora lo que falta es que esa impresión sea respaldada por las cifras de los estados financieros del 2018 de las compañías de todos los tamaños. Desde las Pymes, hasta las grandes.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado