Ricardo Ávila
Brújula

Se agita el clima

La pérdida de la Cámara Baja complica el panorama a Trump para el resto de su mandato.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
enero 03 de 2019
2019-01-03 08:00 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

La política estadounidense inició un nuevo capítulo con la inauguración de un Congreso que refleja la división del país y promete hacer contrapeso a Donald Trump, quien, luego de dos años gobernando con viento a favor, deberá negociar con los demócratas que recuperan la Cámara Baja al mando de Nancy Pelosi, elegida como líder de la bancada mayoritaria en la Cámara de Representantes.

El nuevo Congreso, que marca un récord en el número de mujeres y de representantes provenientes de minorías, asumió sus funciones ayer. El vicepresidente Mike Pence juró a los nuevos senadores en la Cámara Alta, donde 53 republicanos controlarán la mayoría frente a 45 demócratas y dos independientes alineados con los demócratas.

Para Trump, la asunción del 116º Congreso marca el paso de la Cámara de Representantes al control de los demócratas, que tendrán 235 de los 435 escaños frente a 199 republicanos.

La pérdida de la Cámara Baja complica el panorama a Trump para el resto de su mandato y en especial para proyectos como la construcción de un muro en la frontera con México –que tiene un costo de más de 5.000 millones de dólares–, iniciativa que los demócratas han rechazado firmemente y que no es una respuesta adecuada para un tema complejo como la inmigración, según la oposición.

Con el control de la Cámara, los demócratas podrán no solo bloquear iniciativas del mandatario, sino también investigar sus finanzas y ahondar en la presunta colusión entre su equipo de campaña y Rusia en el 2016, aumentando la posibilidad de que se inicie un proceso de destitución en su contra, aunque con pocas posibilidades de éxito.

Con la oposición en la Cámara se perfilan también nuevas investigaciones parlamentarias. Hasta ahora, Pelosi ha dicho que es contraria a lanzar un proceso de destitución. El nuevo Congreso va tener una vocación unificadora y va a “debatir y hacer avanzar las buenas ideas, sin importar de donde vengan”.

Sin embargo, los demócratas sí podrían agitar el clima político concretando su promesa de exigirle al Presidente que presente su declaración de impuestos.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado