close
close
Ricardo Chica
columnista

¿Qué pasa en Ucrania, y con Europa?

La prolongación de la carnicería para beneficio del hegemonismo unipolar americano no es el único costo impuesto a Europa. 

Ricardo Chica
POR:
Ricardo Chica
septiembre 22 de 2022
2022-09-22 10:12 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2021/01/26/601072c7761f3.png

¿La victoria ucraniana en la zona de Kharkiv significa un cambio en lo que (salvo en la maquinaria propagandística de occidente) era visto como una previsible victoria rusa. No porque signifique la derrota pues los rusos lograron proteger sus tropas retirándose para moverlas al sur: en realidad significa es más carnicería en Ucrania para que Biden logre su enunciado objetivo de debilitar a Rusia. Le puso a ésta de manifiesto que está luchando con OTAN (comando/oficiales, estrategia/táctica, inteligencia, mercenarios/contratistas, armamento, entrenamiento) que no está en capacidad de contener de no cambiar radicalmente su enfoque de operación especial involucrando una muy limitada cantidad de tropas y recursos.

Ante la posibilidad fatal de que la guerra conduzca a un stalemate indefinido que garantiza un escalamiento sin fin, pues ninguna de las dos partes consigue sus objetivos (USA el cambio de régimen en Rusia y esta la desmilitarización y desnazificación de Ucrania), lo cual expondría a las repúblicas del Dombas a la continuación de los ataques que han sufrido por más de 8 años, Putin cambia de estrategia: las integra dentro de Rusia con lo cual justifica la movilización parcial que decreta para responder en forma más contundente para protegerlas y asegurar la ganancia territorial del corredor a Crimea. Putin sabe que la economía rusa no le aguanta una movilización total, pero puede adoptar intermedios como la lucha antiterrorista (una denominación adecuada para los crimenes de Ucrania que occidente oculta) y esta movilización parcial.

Qué resulte de esto depende de dos cosas: que tanto éxito tenga Putin en colapsar Ucrania (no tomársela como publicita occidente lo que ni quiere ni puede), forzándola a negociar; o el resquebrajamiento del apoyo europeo a la estrategia de Biden para colapsar a Rusia.

Pero la prolongación de la carnicería para beneficio del hegemonismo unipolar americano no es el único costo impuesto a Europa. La jugada maestra incluye la destrucción de Europa como polo geopolítico independiente. Por todos lados salen ganando, les van a vender gas más caro (LNG), y ellos hipnotizados de que se trata de una cruzada de la democracia contra el autoritarismo, cuando no solo los están usando como a Ucrania, sino que están destruyendo sus economías: ha emergido un documento de la Rand Corporation el cual permite desenmascarar la manipulación de los europeos.

Enviado a la CIA, WH y NSA en enero su título (Debilitando Alemania y fortaleciendo USA) lo dice todo: diseña una estrategia para desestabilizar Europa colapsando la economía alemana, la cual vienen implementando con su provocación a Rusia en Bucarest 2008 ingresando a Ucrania a OTAN (opuesto por Merkel y criticado el embajador Burns en Moscú), y el golpe y ataque contra los rusos del Dombas en 2014. La monumental falla de liderazgo en Europa les ha hecho la tarea contra sí mismos. Aunque ya las poblaciones se están empezando a levantar (Praga, Leipzig, Nápoles; y el efecto dominó empezara por Italia y Hungría) por encontrar incomprensible que, como lo declaró la ministra alemana, primero están los ucranianos que sus electores.

Ricardo Chica 
​Investigador Desarrollo Económico

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes