close
close
Ricardo Gaitán

Las ‘dos Chinas’

El 2022 puede que sea conocido por un posible conflicto armado entre las ‘dos Chinas’ que involucre a Occidente.

Ricardo Gaitán
POR:
Ricardo Gaitán
agosto 11 de 2022
2022-08-11 08:35 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c7c330e8d35.png

La visita de Nancy Pelosi a Taiwán revivió el viejo enfrentamiento sobre la legitimidad del gobierno de la isla asiática frente al Gigante Asiático, que se originó en 1927 con la guerra civil entre los partidos comunista y nacionalista de China.

Ese conflicto se suspendió tras la invasión japonesa a China, en 1937, pero se reactivó después de la II Guerra Mundial, cuando Japón fue derrotado por los aliados en 1945.
Sin embargo, esa guerra siguió hasta 1949 cuando los comunistas, liderados por Mao Tse-Tung, desplazaron del territorio continental a unos dos millones de nacionalistas encabezados por Chank Kay-senk, que se refugiaron en Taiwán y desde allí se proclamaron como la única China. Por su lado, la China de Mao hizo lo mismo y el país que quedó divido por dos posturas radicalmente opuestas.

El dilema que ha dejado la visita de la presidenta de la Cámara de los Estados Unidos al mundo es sobre ¿cuál de los dos gobiernos es el legítimo, o con cuál deberíamos establecer tratados comerciales y relaciones diplomáticas válidas?

Cada líder de gobierno, en ambos territorios, defiende sus intereses particulares, aunque eso signifique forjar desavenencias y crear divisiones en otros países. De hecho, el gobierno de Pekín sostiene que Taiwán no puede establecer relaciones exteriores directas, y por eso la visita de altos funcionarios o políticos de otras naciones, se interpreta como muestra de apoyo a una provincia considerada ‘rebelde’ por supuestamente pertenecer a la República Popular China.

Sobre Taiwán hay muchas discrepancias, pues ni siquiera hay consenso sobre su nombre, ya que también se llama República de China. Lo cierto del caso es que hasta hoy su estatus es indefinido. Las dos, Taiwán y la República Popular China, sostienen ser la verdadera China, y sus diferencias siguen siendo una fuente de inestabilidad, no solo para la región sino para el resto del mundo.

Como punto favorable de esa guerra es que las ‘dos Chinas’ lograron un vertiginoso crecimiento económico e influencia política en la década de los años setenta, gracias a su apertura atrevida al mercado global, con el apoyo de innumerables países occidentales, especialmente de Estados Unidos, que les permitió avanzar en su desarrollo.

Y ahora con la visita de la señora Pelosi queda entre el tintero de qué lado podríamos hacernos en esta parte del mundo, porque China nos suministra casi todo lo que consumimos, pero Taiwán es una potencia en tecnología.

2022 será recordado como el año en el que salimos de la pandemia de la covid-19 y también el de la invasión de Rusia a Ucrania, pero igualmente puede que sea conocido por un posible conflicto armado entre las ‘dos Chinas’ que involucre a Occidente.

***

PD. Reconocimiento a Hernando Ricardo Troncoso, embajador de Colombia en la República de China en la década de los setenta.

Ricardo Gaitán
Consultor de branding y marcas propias.

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes