Ricardo Rojas Parra

Comercio entre Colombia y México

La relación comercial entre Colombia y México se ha incrementado sustancialmente en la última década, principalmente por el aumento de las importaciones colombianas desde México.

Ricardo Rojas Parra
POR:
Ricardo Rojas Parra
noviembre 30 de 2012
2012-11-30 01:57 a.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/24/56cdc3378e33d.png

El déficit comercial se encontraba en US$287 millones para el 2000, ascendiendo a los US$5.849 millones para el 2011. Estas cifras revelan que el vínculo comercial entre estos dos países viene fortaleciéndose.

Sin embargo, cuando se analizan las cifras en términos relativos vemos que en el 2011 las exportaciones de Colombia hacia México solo representaron el 1,23% del total, mientras que las importaciones el 11,1%.

En los últimos 2 años, México presentó tasas de crecimiento económico en promedio de 4,7%, y Colombia de 4,95%, ambas por encima del promedio de América Latina. Adicionalmente, el manejo de la política monetaria ha conducido a niveles bajos y estables de inflación. Una serie de analistas y entidades, como el FMI, han ajustado al alza sus expectativas sobre el futuro económico de ambos países.

La ampliación de los mercados bilaterales también representa una oportunidad para diversificar la canasta y el destino de las exportaciones en ambos países. Mediante el índice IHH (Herfindahl), se encontró que la concentración de las exportaciones colombianas hacia México es 8 veces menor que la concentración de las ventas externas totales.

Es decir, mientras más de la mitad de las exportaciones totales colombianas son de petróleo, los productos que se exportan a México son más variados: química básica (20,6%), confecciones (10,7%), carbón (9,3%), textiles (6,9%), entre otros. Si se incrementan los volúmenes de comercio de sectores no tradicionales con México, se ayudaría a mitigar el riesgo y la dependencia de las ventas externas respecto al precio del petróleo.

Además, este incremento propiciaría una diversificación del destino de las exportaciones mexicanas, ya que hoy se concentran alrededor del 80% en EE.UU. Esto ayudaría a mitigar el riesgo de ser altamente dependiente de un solo socio comercial. Sobre todo, cuando las compras colombianas de productos mexicanos se han incrementado en los últimos años, lo que se refleja en el creciente déficit comercial y en que México es el tercer Estado del que más importa Colombia,después de EE. UU. y China.

Igualmente, el alto nivel en las ventas de carros en el país, puede seguir incrementado la compra de productos mexicanos, ya que el 30,5% de estas provienen de la industria automotriz. Ahora bien, esto encarna serios retos para la industria colombiana por el alto nivel de competencia, pero también es favorable en la medida en que se puede importar la tecnología mexicana.

En conclusión, existe un amplio margen y un entorno económico favorable para incrementar los niveles de comercio de ambos países.

RICARDO ROJAS PARRA

ECONOMISTA

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado