Ricardo Santamaría
Columnista

Cambiar, el mantra del 2021

¿Vamos a seguir igual y condenarnos al desastre o vamos a cambiar, cambiar en serio? Porque es ahora, en el 2021, como dice Mafalda.

Ricardo Santamaría
POR:
Ricardo Santamaría
enero 04 de 2021
2021-01-04 09:00 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/24/56cdc348cffa7.png

Una amiga me dio la idea para este artículo. Publicó en Facebook un post de Mafalda, donde está ella sola diciéndonos un secreto: “El que tiene que ser diferente no es el 2021… Es Usted”. Aunque no sabemos quién escribió esto, ya que Quino murió, si sabemos que es ella. Es su estilo, su talante contestatario. Pues si, el 2021 debe ser un año de cambios. Y si no los hay, en la política, economía, empresas y gremios, en los colegios y universidades, en la vida familiar y personal, si no hay cambios importantes con respecto a lo que se vivía antes de la pandemia, perdimos el año 2020.

No podemos seguir viviendo como lo hacíamos antes. Con total desdén y desinterés por el calentamiento global, la escasez del agua, la extinción de varias especies de animales. Contribuyendo pasivamente a la destrucción del planeta como si hubiera otro al que nos iremos cuando acabemos con este.

No hay otra Tierra. Y esta pandemia puso el dedo en muchas llagas: ¿Necesitamos viajar tanto sabiendo que la gasolina de avión es la principal contaminante del aire del planeta? ¿Necesitamos comprar tantas cosas inútiles y repetidas que destruyen bosques y animales? ¿Necesita- mos ese frenesí por hacer y seguir haciendo, sabiendo que caminamos –o corremos– hacia el precipicio?

Por eso hay que cambiar. Las empresas tienen que producir distinto. Los ejecutivos tienen que trabajar distinto. Tenemos que educar a nuestros niños distinto, en la consciencia de preservar el planeta por encima de todo, sabiendo que la prioridad de la agenda mundial hoy no es el desarme nuclear, el terrorismo o la lucha contra las drogas, sino frenar el calentamiento global y preservar el agua. La política tiene que hacerse distinta, por gente distinta, porque si seguimos con los mismos, nos meten la misma agenda del pasado, la polarización, la lucha del socialismo contra el capitalismo, del fascismo contra el comunismo, lo irreal, donde ellos son reyes. Necesitamos la política de la esperanza, no del miedo.

Lo que se impone es un cambio de consciencia individual. De eso se trata. Uno que se convierte en colectivo cuando salimos a trabajar, a consumir, a viajar, a votar. Es la manera como orientamos nuestra vida, nuestra empresa, nuestra familia. La forma como contribuimos a nuestra comunidad no como un maquillaje para que nos aplaudan, sino en la forma de comportarnos y pensar.

Tenemos que pensar distinto. Traer nuevos pensamientos a nuestra vida. Pensamientos originados en saber que tenemos una nueva oportunidad para organizar el mundo y la producción y esa oportunidad nos la trajo la pandemia del Covid 19.

La oportunidad la tuvimos a lo largo de este año en que casi todo se frenó. Y nos quedamos quietos en casa. Y ese momento de soledad y quietud, de silencio interior, nos sirvió para transformarnos y empezar a hacer distinto algo de lo que hacíamos antes.

Muchos dirán que nada cambió. Que volveremos a las rutinas y costumbres del pasado. Todo depende de nosotros, de nuestra consciencia acerca del planeta y la vida. ¿Vamos a seguir igual y condenarnos al desastre o vamos a cambiar, cambiar en serio? Porque es ahora, en el 2021, como dice Mafalda.

Ricardo Santamaría
Analista y escritor.
risasa1960@gmail.com

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes