Ricardo Santamaría
Opinión

La nueva política

El próximo Presidente debe ser un líder que dibuje el país pospandemia con visión y generosidad. 

Ricardo Santamaría
POR:
Ricardo Santamaría
agosto 17 de 2020
2020-08-17 04:00 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/24/56cdc348cffa7.png

Dirán que de nuevo la polarización se apoderó de la política colombiana. No creo. Primero, sobre esto el electorado ya se pronunció en las elecciones de alcaldes y gobernadores en 2019.

Los ganadores en varias de las principales ciudades –Bogotá, Medellín, Cali, Cartagena o Bucaramanga entre muchas otras– fueron candidatos de centro, que no estaban alineados ni en la izquierda ni en la derecha. Un centro arrollador se impuso en las principales plazas políticas. No en todas, pero el fenómeno de la no polarización del electorado fue notorio.

Y lo segundo es aún mas importante: Nada es mas apremiante hoy que sobreponerse a las consecuencias de la pandemia. Superar la recesión económica que ya tenemos encima es la tarea mas urgente de Colombia, por encima de cualquier rencilla política o ideológica, partidista o personal. Y requiere el concurso de todos.

El candidato que se va a imponer en las elecciones de 2022, será uno que plantee soluciones a la crisis. Uno que traiga ideas innovadoras y razonables para recuperar el empleo, la competitividad de las empresas y el progreso, atender a los sectores mas vulnerables. Es un candidato alejado de los partidos políticos que son los grandes ausentes.

Pensando con el deseo, este puede ser el perfil de ese candidato, hombre o mujer, que se imponga en las próximas elecciones presidenciales: Un profesional independiente más que un político. Alguien probado(a) en el manejo de grandes instituciones públicas o privadas, con experiencia. Exitoso en unir esfuerzos de todas las vertientes y sectores.

Conocedor del escenario internacional donde el gobierno tendrá que moverse para buscar recursos, aliados y aprender de experiencias exitosas. La pandemia es global y muchas de sus soluciones también.

Un líder que esté más allá de las ideologías y los radicalismos. Que se enfoque en lo práctico, en la gente, en las políticas públicas. Que enfrente la corrupción con decisión.

Que respete el medio ambiente. Que vea la política como un servicio y no como una carrera. Que no meta miedo para ganar, sino que plantee caminos para el progreso. Que se enfoque en lo real y no en las cortinas de humo.

¿Qué sucede? Que la política se convirtió en un juego entre el miedo y la esperanza. Entre el cambio y la continuidad. Y con esa fórmula, ya no podemos seguir. Se agotó. Necesitamos un líder que dibuje el país post pandemia. Con visión y generosidad.

El mundo entró en una nueva era y la política no puede quedarse con los mismos de siempre. Un líder que entienda que debemos construir sobre la paz conseguida así sea imperfecta. No podemos seguir gritándonos y matándonos.

Que se apoye en la solidez de nuestra democracia que ha probado su fortaleza en medio de las más difíciles circunstancias. Un líder que valore que Colombia ha mostrado a los largo de los años un manejo económico razonable, público y privado, y que cuenta con empresas de primer nivel en el ámbito continental.

Una persona que haga campaña proponiendo y no peleando. ¿Existe? Por supuesto. Se me ocurren varios nombres. ¿Y a Usted?

Ricardo Santamaría
Analista y escritor
risasa1960@gmail.co

Recomendados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes