close
close
Ricardo Santamaría

Lecciones razonables

es razonable reconocer que se trata de una voto protesta mayoritario contra la forma de hacer política

Ricardo Santamaría
POR:
Ricardo Santamaría
mayo 30 de 2022
2022-05-30 08:20 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2021/05/25/60ad204535a4a.png

Si hay una conclusión de las elecciones del domingo pasado, es que son un campanazo de alerta para el sistema político tradicional colombiano. Hay casi 15,5 millones de votos anti establecimiento político, que en buena parte son los votos sumados de Petro, Rodolfo y Fajardo. Mas del 70% de un total de votantes de 21,5 millones.

Y digo en buena parte, porque por supuesto, sobre todo en las toldas del Pacto Histórico hay mucha política y político tradicional con todo el lastre y los problemas que traen. Pero es razonable reconocer que se trata de una voto protesta mayoritario contra la forma de hacer política. Lo dijo Fajardo al aceptar su derrota: “Las dos personas que encabezan las elecciones representan un cambio”.

Y esta conclusión se comprueba por el otro lado: En la jornada del domingo fueron derrotados todos los partidos políticos -Liberales, Conservadores, Centro Democrático, Partido de la U y Cambio Radical- que apoyaban pública o calladamente la candidatura de Fico Gutiérrez. Más que una derrota de Gutiérrez, fue una derrota de esos partidos.

Fico y Lara siguen vivos en política. No creo que estas colectividades políticas reconozcan la critica realidad que viven hoy. Ahí está el problema. Muchos de sus dirigentes y congresistas electos permanecen a espaldas de los ciudadanos, como lo estuvieron a lo largo de la pandemia. No tuvieron el más mínimo gesto frente a las familias que pasaron las duras y maduras para salir adelante en medio del aislamiento y el cierre de la economía. En esta elección se siente algún voto castigo. Pero hay más lecciones.

El viento que impulsó la última semana la candidatura de Rodolfo fue el miedo a lo que representa Petro. La creencia de que él, más que Fico, podría derrotar en segunda vuelta al candidato de la izquierda. Ello a partir de las encuestas de hace pocos días.

Esta es una elección, además, que ya no está dominada “por el que diga Uribe”. No es el fin por supuesto de las ideas del Centro Democrático, que siguen vivas en parte del electorado, pero sí el fin de ese liderazgo de los últimos 20 años. Con el apoyo de las maquinarias y los ex presidentes no se ganan elecciones presidenciales. Hay un voto libre y de opinión que se expresa, mayoritariamente, por fuera de los partidos y sus maquinarias. Y su liderazgo ha sido desafiado por los ciudadanos.

Del discurso del triunfo de Petro, sorprendió que en varias ocasiones apeló al miedo, diciendo, por ejemplo, que Rodolfo era la continuidad del conflicto. ¿Quiere revivir la polarización? Muy diferente a Rodolfo que leyó una breve declaración desde la cocina de su casa, solo, sin gente alrededor, reafirmando lo que él representa. Dos comunicaciones distintas. Estos son los dilemas hoy planteados: ¿Será una campaña y una elección basada en el miedo o en la esperanza? Y, ¿serán dos candidatos voceros del cambio o populistas, por lo menos uno de ellos, reviviendo la polarización y atacándose despiadadamente? Es un momento de mucha responsabilidad.

Ricardo Santamaría
​Analista.

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes