close
close
Ricardo Santamaría

Tres candidatos, tres estrategias

La pregunta para la segunda vuelta, que seguramente será entre Fico y Petro, es que pasará con ese 20% de votos que hoy están con otros candidatos.

Ricardo Santamaría
POR:
Ricardo Santamaría
abril 11 de 2022
2022-04-11 10:13 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2021/05/25/60ad204535a4a.png

A partir de la designación de los tres vicepresidentes de Fico, Petro y Fajardo, se puede aprender de la estrategia de estos candidatos.

Pongámosle nombre. Arranquemos con Petro: Asegurando sus bases. Ya estaba en la izquierda y desde esa orilla se atrincheró para ganar la presidencia.

Es una apuesta arriesgada porque, por lo menos con la designación de su fórmula, -una Lider social importante- no se lanzó a buscar los votos del centro.

Fajardo: Por el mismo camino. Su vice salió de sus propias huestes. No cambia ni su discurso, ni sus prioridades, ni su agenda. Se queda en el centro y con su equipo. Si algo distingue a Fajardo es su coherencia, ahora y siempre.

El cambio más significativo lo dio Fico: con la designación del ex alcalde de Neiva, mostró que quiere moverse para el centro. Lara Sánchez no es una figura conocida nacionalmente, pero si en el Partido Verde y el Centro Esperanza donde lo respetan y lo quieren.

Fico deja la puerta abierta para que otros “esperanzados” lleguen a su campaña. Así está ocurriendo. Sin embargo, las alianzas con jefes de partidos y las adhesiones de dirigentes son importantes pero limitadas. Con eso no gana. En elecciones presidenciales la gente vota libre. Cuando el ciudadano está en soledad con el tarjetón frente a sus ojos, apela a su conciencia y a su corazón. Así se expresa el voto de opinión. Se vota con esperanza o con miedo. Fico tiene que convertirse en una causa, en un sentimiento potente. No es el candidato que dice Uribe, sino el que dice Colombia. Ese es el giro que tiene que lograr: convertir el ataque más recurrente que le hacen, en su mensaje más poderoso: unión. Y posicionar su nombre, que aparecerá en el tarjetón. Como me dijo un amigo: Fico, Fico, Federico.

Desde el punto de vista de los electores, Fico tiene dos grandes desafíos: hacerse conocer en todo el país, y convencer a los jóvenes que voten por el. Hoy su electorado está conformado, según las encuestas, por personas mayores principalmente. Y casi la mitad de los ciudadanos, no lo conocen. Con semejantes retos tiene que afinar sus mensajes de campaña que aún no son potentes y tener un presencia agresiva en redes sociales. Podría intentar “tomas de regiones” por departamentos, haciendo publicidad, redes sociales, recorridos a pie. Interactuar con la gente.

Algo más: en el centro político hay descontento con el gobierno Duque. Fico tiene que ser capaz de expresar lo que no le gusta de esta administración y lo que va a cambiar una vez llegue a la presidencia. Si se deja graduar de continuista, su impulso pierde fuerza.

La pregunta para la segunda vuelta, que seguramente será entre Fico y Petro, es que pasará con ese 20% de votos que hoy están con otros candidatos. ¿Quién y cómo los conquistará mayoritariamente? Porque eso no depende de las decisiones que tomen esos candidatos después de la primera vuelta. Son votos que el viento trae y luego se lleva.

RICARDO SANTAMARÍA
Analista.

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes