Ricardo Villaveces P.

Hay que mirar mas allá

Poco tiempo se dedica al largo plazo y a pensar en los objetivos que se quieren lograr como sociedad.

Ricardo Villaveces P.
POR:
Ricardo Villaveces P.
enero 19 de 2020
2020-01-19 07:28 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c7865def38d.png

Inmersos en el día a día y agobiados por el alud de información y de noticias de un mundo que parece de comedia sino fuera por las consecuencias que pueden tener, poco tiempo se dedica al largo plazo y a pensar en los objetivos que se quieren lograr como sociedad.

“Cualquier camino es bueno si no se sabe para donde se va” le dice el sombrero a Alicia en el País de las Maravillas. Es pues una lástima que no se hubiera aprovechado mejor la celebración del Bicentenario el año pasado para que se hubieran hecho muchos ejercicios de reflexión sobre Colombia.

Es claro y así lo confirman quienes se han dedicado seriamente a estos temas que el futuro es imposible de predecir, por eso es mucho más útil pensar en escenarios, en probabilidades de ocurrencia y en tendencias predominantes para imaginar, de alguna manera, lo que pueden ser los próximos años para orientar y diseñar las acciones y las políticas que requiere el país.

A comienzos de los años setenta Alvin Toffler y su libro El Shock del Futuro ocupó las listas de los libros más vendidos al poner de presente las consecuencias del cambio acelerado que se veía por todos lados. Y decía “el cambio es el proceso por medio del cual el futuro invade nuestras vidas”. Qué diría el señor Toffler en estos tiempos cuando el ritmo del cambio es alucinante y todos los días nos despertamos sorprendiéndonos por cosas nuevas, situaciones imprevistas y redefiniciones en las formas de relacionarse, de aprender etc.

No sabemos hoy cuales serán los empleos del futuro, no sabemos que tipo de actividad productiva tiene potencial de desarrollo, no sabemos como será el sistema educativo de quienes están hoy por entrar al colegio etc.

Pero aunque no se sepa hay que reflexionar sobre el futuro y tener apreciaciones sobre lo que se cree mas probable. Gracias por llegar tarde se llama un libro reciente de Thomas Friedman donde agradece a un amigo por incumplirle una cita por la oportunidad que le da al esperarlo de pensar y reflexionar y salirse del corre corre cotidiano. Por eso, es especialmente importante el informe de la llamada Misión de Sabios, que con el título “Colombia hacia una Sociedad del Conocimiento”, se presentó el pasado mes de diciembre y en esto sí hay que aplaudir la iniciativa del gobierno.

El documento debe convertirse en tema de estudio, discusión y debate razonado, no de titulares de prensa ni de escándalos mediáticos.

Solo ver la cantidad de personas altamente calificadas que participaron en su elaboración pone de presente la seriedad del trabajo y la importancia de que este se convierta en objeto de estudio, para el diseño de políticas públicas y privadas que permitan su aprovechamiento.

Deben ser las universidades y los centros de pensamiento los que lo analicen, pero también las distintas instancias del sector privado pues el futuro nos está atropellando y pocos esfuerzos se hacen para entender lo que ocurre.

Mientras tanto, espantamos la inversión y la innovación como está ocurriendo con Uber.

Recomendados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes