Roberto Junguito

Diálogo sobre reforma pensional

Poner en marcha esquemas exitosos para el retiro en la vejez es el principal reto de la política social de nuestro tiempo.

Roberto Junguito
POR:
Roberto Junguito
febrero 05 de 2013
2013-02-05 11:20 p.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c78676872a9.png

El diálogo tripartito entre Gobierno, trabajadores y sector privado sobre la reforma a las pensiones, que se lleva a cabo en el seno de la Comisión de Asuntos Laborales y Salariales, marcha a buen ritmo bajo el liderazgo del Ministro del Trabajo. Podría afirmarse que dentro de la Comisión existe el consenso de que poner en marcha esquemas exitosos para el retiro en la vejez es el principal reto de la política social de nuestro tiempo.

En las primeras reuniones se analizó el sistema de pensiones desde tres dimensiones: cobertura, sostenibilidad financiera y equidad. En materia de cobertura, el Ministro ilustró que hay 1,6 millones de pensionados, concentrados en el Régimen de Prima Media (RPM) y en los regímenes especiales, pues el Sistema de Ahorro Individual (RAIS), hasta ahora comienza a madurar. Destacó que ampliarla es uno de los principales retos, ya que solo una de cada tres personas mayores de 65 años tiene acceso a una pensión de vejez. Concluyó argumentando que la baja cobertura está determinada, fundamentalmente, por la informalidad laboral, ya que más de dos terceras partes de los ocupados no cotizan para pensiones. Las soluciones para estimularla las centró en la universalización del programa Colombia Mayor, la puesta en marcha de los Beneficios Económicos Periódicos (BEPS), y los cambios que deban introducirse al sistema pensional para permitir que un mayor número de afiliados puedan pensionarse.

En materia de sostenibilidad financiera destacó que gracias a las reformas paramétricas del pasado, como la 797 del 2003 y el Acto Legislativo del 2005, la deuda pensional comenzará a reducirse en el futuro próximo. Además, juzga que el costo fiscal de los BEPS y el apoyo a adultos mayores es compatible con las proyecciones fiscales. Finalmente, destacó que la reforma debe procurar mayor equidad y que el actual sistema es regresivo, ya que el RPM favorece y subsidia a los colombianos de mayores ingresos. 

En el diagnóstico presentado a la Comisión por Asofondos y Fasecolda, se llegó a consideraciones similares. Se concluyó que la cobertura es baja en cotizantes activos, pensionados y con expectativas de pensionarse. Para estimularla, dentro del RAIS, se propuso flexibilizar el Fondo de Garantía de Pensión Mínima. No obstante, se documentó que las medidas sugeridas resultarían insuficientes para lograr la meta de universalización, ya que ni el sistema actual, ni los BEPS, ni el programa Colombia Mayor permitiría la protección para la vejez a todos los colombianos. En cuanto a la sostenibilidad financiera, se destacó que a pesar de que la tendencia de la deuda pensional es decreciente, surgen nuevos desafíos fiscales, como el costo fiscal de reconocer intereses a las cotizaciones de los afiliados que no logran jubilarse, el costo de la reglamentación del Artículo 45 de la Ley 1328 de 2009, y el de proteger a la población no cubierta. 

El siguiente paso será escuchar la propuesta del Gobierno, y luego harán lo propio trabajadores y empresarios para, de ser posible, llegar a un consenso sobre las reformas necesarias. Es importante que le prestemos atención a las recomendaciones de expertos nacionales e internacionales. En particular, a los informes publicados por la OECD y el FMI, que presentan recomendaciones concretas para disminuir la informalidad y contar con un sistema pensional más justo. 

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado