Roberto Junguito
Columnista

El control del gasto 

Marco Fiscal de Mediano Plazo 2019 presentado por la administración Duque, otorga particular importancia al
sector privado como motor de desarrollo.

Roberto Junguito
POR:
Roberto Junguito
junio 25 de 2019
2019-06-25 09:26 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c78676872a9.png

El Marco Fiscal de Mediano Plazo 2019 MFMP presentado por la Administración Duque representa una estrategia económica y fiscal que se aparta de lo que ha sido tradicional en Colombia. Se otorga particular importancia al sector privado como motor de desarrollo y se fundamenta en el impacto positivo de la reducción en la tributación a la renta de las empresas en la inversión privada y en el crecimiento económico. 

También se basa en la capacidad del gobierno de reducir la evasión tributaria mediante medidas administrativas, así como en una mayor eficiencia en la asignación y control del gasto público. Lo tradicional ha sido adelantar reformas tributarias frecuentes, con énfasis menor en el control del gasto público, acomodando sin reparos las presiones de gasto público que surgen de las iniciativas del Congreso de los propios colegas del gobierno y por mandatos de las Cortes.

En el frente del control al gasto público, el MFMP prevé una reducción total del 1% del PIB entre 2019-2022 y 2,3% al 2030. La estrategia de ajuste del gasto está basada en una reducción del gasto en intereses soportada en la reducción de la deuda pública, en la disminución en el gasto de funcionamiento e inversión mediante mejoras en la focalización de los programas sociales y por la sustitución de pasivos con alto costo financiero, la priorización en la asignación del gasto eficiente y la eliminación de duplicidades en las funciones de las entidades del Estado. También hace referencia general a las recomendaciones de la Comisión del Gasto Público y la Inversión particularmente a la revisión de los subsidios y rentas de destinación especial. Al respecto, cabe recordar que dicha Comisión propuso, entre otras recomendaciones, hacer una evaluación de las justificaciones y los resultados de estas y de los demás gastos inflexibles determinados por leyes existentes. De igual manera, la Comisión propuso evaluar la justificación de la asignación de recursos mediante los denominados fondos parafiscales de productos agropecuarios y la prolongación de exenciones concedidas mediante leyes anteriores. La Comisión también hizo sugerencias concretas para reformar el sistema general de regalías y sugiere integrar sus recursos con los de la Nación y los de las entidades territoriales en un sistema conjunto de planeación, programación y ejecución del gasto de inversión pública.

Entre las recomendaciones de tipo institucional, la Comisión argumentó que, tal como se hace en otros países, en Colombia se debería crear un Consejo Fiscal consultivo, independiente del Gobierno y de los grupos políticos, y altamente técnico que analice y cuantifique los costos de iniciativas de gasto contenidas en los proyectos de ley y las decisiones en estudio de las Cortes y de los jueces, y dé cuenta de ello a la sociedad. Con un Consejo Fiscal como ese se denunciarían oportuna y públicamente por distinguidos y respetados expertos las propuestas a menudo altamente inconvenientes para la estabilidad fiscal del país como lo fue recientemente el proyecto de ley, afortunadamente rechazado, de trasladar al congreso la iniciativa del gasto al otorgarle el derecho a los congresistas para reformar hasta el 20% del presupuesto de inversión o las propuestas vigentes y claramente inconvenientes del Centro Democrático de reducir la cotización de salud a los pensionados o la de establecer una prima extra para los trabajadores que devenguen hasta tres salarios mínimos.

Roberto Junguito
Exministro de Hacienda.
roberto.junguito@gmail.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado