Roberto Junguito
columnista

Indicadores económicos

El control de la inflación se ejerce mediante el esquema de inflación objetivo establecido, con gran éxito, desde 1999.

Roberto Junguito
POR:
Roberto Junguito
septiembre 17 de 2019
2019-09-17 09:33 p.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c78676872a9.png

El Gerente del Banco de la República nos envía periódicamente a los exdirectores de la Junta del Banco el informe extremadamente útil e informativo titulado Política Monetaria en la Coyuntura actual, que comprende cerca de 150 gráficas que permiten hacer el seguimiento de la economía colombiana. El documento cubre los temas de inflación, crecimiento, tasas de interés y crédito y situación fiscal. Mi lectura e interpretación personal del conjunto de gráficas es que la economía colombiana, dado el contexto de América Latina y mundial, marcha por buen camino, si bien es cierto que existen obstáculos y riesgos que debemos enfrentar con cautela.

Comenzando por el tema de inflación, cuyo control es la prioridad de la Junta del Banco de acuerdo a la Constitución de 1991, cabe destacar que esta se encuentra dentro del rango meta de entre 2% y 4% anual establecido por la Junta y que las expectativas de inflación indican que esta alcanzará el 3,5% en el año en curso y el 3,2% en 2020. Curiosa y paradójicamente los componentes de la inflación que han venido ejerciendo mayores presiones son los bienes regulados o controlados. En términos de las factores que pueden provocar choques futuros se mencionan, acertadamente, factores como los precios de los alimentos, y el impacto de la transmisión de la tasa de cambio sobre los precios internos de los bienes importables. El control de la inflación se ejerce mediante el esquema de inflación objetivo establecido, con gran éxito, desde 1999.

Con relación al crecimiento económico, el reporte señala que la economía mundial se ha desacelerado y que la tasa esperada de crecimiento de América Latina para el año en curso es de tan solo del 0,6% anual. En ese contexto, la tasa anual de crecimiento proyectada para Colombia en el rango del 3,1% y 3,4% para el 2019 es una de las mas altas. Visto, según los componentes del crecimiento por ramas de la actividad económica, preocupa que en la primera mitad del año la tasa de crecimiento de la edificación urbana haya continuado siendo negativa. También se puntualiza que la tasa anual proyectada para el 2020 estaría, según los analistas en el rango del 3,3% y 3,5%.

En términos de los indicadores de confianza, según las encuestas de opinión de Fedesarrollo, sobresale que el índice de confianza al consumidor no haya mostrado recuperación no obstante que las cifras de comercio al por menor han venido registrando incremento. Por lo demás, en el reporte se ilustra que los índices de confianza industrial y comercial vienen en aumento. Entre los factores que pueden traer choques al crecimiento el informe destaca los términos de intercambio, los cuales pueden inclusive resultar ser favorables por los incrementos recientes de los precios del petróleo, el lento crecimiento de las exportaciones y el alto déficit de la cuenta corriente de la balanza de pagos. El informe resalta que los establecimientos de crédito tienen resiliencia para enfrentar escenarios adversos. En el frente fiscal se destaca el alto costo de la deducción del IVA a las compras de bienes de capital lo que, a juicio de algunos expertos, podría afectar adversamente el recaudo tributario a partir del 2020, no obstante el impacto positivo que tenga el incentivo tributario en el crecimiento de la economía.

Roberto Junguito B.
Exministro de Hacienda

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes