Roberto Junguito
Columnista

La línea de credito flexible

El nuevo respaldo del FMI a Colombia es una clara señal de apoyo a la política económica que viene desarrollando
la Administración Duque. 

Roberto Junguito
POR:
Roberto Junguito
septiembre 30 de 2020
2020-09-30 10:02 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c78676872a9.png

El Fondo Monetario Internacional (FMI) fue creado en julio de 1944 como una de las instituciones que surgieron de la Conferencia de Bretton Woods. La primera Misión del Fondo Monetario a Colombia se dio en 1948 y desde entonces se ha involucrado en el seguimiento de la economía colombiana, ha venido dando apoyo con recursos para el fortalecimiento de su balanza de pagos cuando estos se han requerido y consejos sobre el manejo de la economía que casi siempre han sido bienvenidos.

En el 2009 el FMI dio acceso al país a la entonces nueva Línea de Crédito Flexible LCF, que era un reconocimiento para los países con buenas políticas y fundamentos económicos. Puede afirmarse que durante el segundo decenio del Siglo XXI ha continuado siendo de seguimiento de la economía colombiana, de respaldo a las políticas adoptadas y que a lo largo de este se mantuvo el acceso a la LCF. Hasta el 2019 los recursos de la Línea siempre se mantuvieron como un recurso precautorio para desembolsar solo en caso de escasez de reservas internacionales.

El pasado 25 de septiembre del 2020, el Directorio Ejecutivo del FMI aprobó una solicitud de las autoridades colombianas de ampliar el acceso a la Línea de Crédito Flexible de cerca de 10.800 millones de dólares a 17.200 millones. De acuerdo con el Banco de la República, la ampliación del monto de la línea permitirá fortalecer la posición de liquidez internacional del país en la actual situación de emergencia sanitaria.

En ese contexto, se informó al FMI que las autoridades colombianas contemplan realizar un desembolso parcial de la LCF para apoyo presupuestal en respuesta a la pandemia y que gobierno de Colombia está considerando desembolsar alrededor de 5.300 millones de dólares en el marco de su plan financiero de la vigencia 2020. Después de efectuarse el desembolso, el monto remanente de la línea, a juicio del Banco, continuaría siendo tratado como precautorio, brindando solidez a la posición de liquidez internacional del país en la actual coyuntura de elevada incertidumbre.

En el comunicado del FMI se hace un reconocimiento que la Línea de Crédito Flexible se diseñó para atender tanto las presiones actuales como venideras de la balanza de pagos y cimentar la confianza en los mercados.

Sostiene que cuando se agrega a estos recursos el nivel de las reservas internacionales disponibles, la LCF le otorga al país un seguro adicional ante los posibles riesgos adversos. Agrega el FMI que el incremento aprobado en el monto de acceso a la línea de crédito se aprobó a la luz del fuerte marco institucional de política económica que ha caracterizado al país, el excelente record de comportamiento de la economía y de ejecución de las políticas, todo ello enmarcado en los mayores riesgos externos y del impacto adverso y mayor del esperado del impacto adverso de la Pandemia del Covid- 19. El nuevo respaldo del Fondo Monetario Internacional a Colombia es una clara señal de apoyo a la política económica que viene desarrollando el equipo económico de la Administración Duque y el Banco de la República.

Roberto Junguito Bonnet
Exministro de Hacienda.
roberto.junguito@gmail.com

Recomendados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes