Roberto Junguito
columnista

Perry: economista y amigo

La ausencia de Guillermo Perry va a crear un gran vacío en el país pero su libro, su obra y su vida dejarán una huella imborrable.

Roberto Junguito
POR:
Roberto Junguito
octubre 01 de 2019
2019-10-01 09:51 p.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c78676872a9.png

Todavía no puedo creer que Guillermo Perry, el gran economista colombiano y compañero desde hace más de cincuenta años nos haya dejado.

El lunes 23 de septiembre, unos tres días antes de su fallecimiento, tuvimos nuestro último encuentro en la Universidad del Norte con ocasión de la discusión su libro titulado Decidí Contarlo. En su presentación, Perry comenzó haciendo un recuento del libro y de su vida pública. Recordó que su primer trabajo como profesional había sido en el Departamento Nacional de Planeación a finales de la Administración Lleras Restrepo, por quien mostraba gran admiración como estadista. En efecto, allí habíamos trabajado juntos y recuerdo bien que Perry dirigía la Unidad de Programación Presupuestal.
También relató que a inicios de la Administración Pastrana pasamos a Fedesarrollo. Guillermo y yo compartimos la misma oficina y allí bajo la dirección de Rodrigo Botero y junto con otros compañeros escribimos el primer número de la Revista Coyuntura Económica.

Guillermo tuvo un rol muy activo en la Administración López Michelsen. En la realidad este fue el primer cargo público donde el país tuvo la oportunidad de apreciar las verdaderas capacidades del “chino Perry”. Guillermo fue el encargado de preparar y poner en marcha la reforma tributaria estructural más importante que ha sido adelantada en Colombia. Perry también recordaba su labor como Ministro de Minas y Energía durante la Administración Barco y los avances logrados en la institucionalización del sector.

Guillermo no se limitó a ser un economista académico y un funcionario público, como la mayoría de nosotros sus compañeros de generación. Se desempeñó como congresista y como miembro de la Asamblea Nacional Constituyente donde contribuyó al orden económico establecido en esta. Fue Ministro de Hacienda durante la Administración Samper Pizano y se vanagloriaba, con mucha razón, de haber podido lograr la aprobación del Congreso de un aumento del IVA en el momento difícil de los debates públicos del proceso 8.000.

En los períodos en que no desempeñó altos cargos públicos, Guillermo fue siempre un gran analista de la coyuntura económica y contribuyó de manera positiva a la formulación de la política económica, ya fuese desde Fedesarrollo donde fue investigador y Director Ejecutivo; desde su cátedra de economía en la Universidad de los Andes; desde su posición por cerca de diez años como economista jefe para América Latina del Banco Mundial, así como en su carácter de miembro de comisiones económicas del gobierno, y como columnista habitual, profundo y perceptivo en el periódico El Tiempo, o simplemente como asesor ad-honorem de sus compañeros quienes desempeñábamos funciones públicas en otras administraciones. Al regresar con él desde Barranquilla nunca me imaginé que esa iba a ser nuestra despedida final.

La despedida del amigo y del quizás más destacado compañero economista que he tenido. La ausencia de Guillermo Perry va a crear un gran vacío en el país pero su libro, su obra y su vida dejaran una huella imborrable para las actuales y futuras generaciones de economistas y formuladores de la política económica.

Roberto Junguito Bonnet
Exministro de Hacienda.
roberto.junguito@gmail.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes