Roberto Junguito

Reforma pensional: primeros anuncios

El conjunto de medidas que se adopten debe reflejarse en la ampliación de la cobertura del Sistema General de Pensiones.

Roberto Junguito
POR:
Roberto Junguito
febrero 29 de 2012
2012-02-29 04:57 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c78676872a9.png

El Ministro de Trabajo explicó la hoja de ruta que ha definido el Gobierno Nacional para emprender la reforma pensional que había sido anunciada por el Presidente de la República desde inicios de su Administración. Estableció que los temas fundamentales y sensibles que se deben tomar en cuenta para formular la propuesta de reforma son tres: el fortalecimiento de los mecanismos de solidaridad con los adultos que no tienen ingresos en su vejez; la puesta en marcha de un esquema de protección para el retiro con mesadas inferiores al salario mínimo para quienes tienen alguna capacidad de ahorro, pero que no pueden jubilarse con las reglas vigentes; y los ajustes de los parámetros al sistema de pensiones, que han sido el foco central de atención en pasadas reformas, pero que requieren revisarse.

Frente a la protección de los adultos mayores, destacó que de los 2.4 millones de colombianos pobres que ya no están en edad de trabajar, sólo 770 mil reciben un subsidio del Estado, y manifestó, como meta de mediano plazo, la cobertura de los otros 1.6 millones de ancianos indigentes para que puedan también recibir subsidios.

El actual esquema de protección al anciano mayor está destinado a amparar a las personas en estado de indigencia o de pobreza extrema, mediante un subsidio económico que hace parte del Fondo de Solidaridad Pensional dispuesto en la Ley 100 de 1993, y que fue fortalecido en la reforma pensional del 2003 con un porcentaje de los aportes de los afiliados a ambos regímenes pensionales. Este objetivo es deseable siempre y cuando el financiamiento complementario anunciado se realice con aportes del Gobierno Nacional.

Respecto a la protección en la vejez para quienes no alcanzan a hacer los ahorros necesarios para gozar de una pensión de salario mínimo, el Gobierno pondrá en operación el mecanismo de los Beneficios Económicos Periódicos (BEPS), introducido en la reforma constitucional del 2005. Este procedimiento adicionará los ahorros de los beneficiarios a un subsidio estatal, de forma tal que sus rendimientos permitirán ofrecerles una alternativa de protección (mesada inferior al mínimo) cuando ya no estén en la vida laboral. De acuerdo con lo expresado por el Ministro, este nuevo esquema debe ser flexible para permitir que el grueso de la informalidad representado en trabajadores por cuenta propia, pequeños propietarios, servicio doméstico, entre otros, accedan a un ingreso en su vejez.

En relación con los parámetros del sistema de pensiones, cuya reforma se piensa someter al Congreso durante el segundo semestre, seguramente ello implicará cubrir aspectos tales como la tasa de reemplazo, la edad de pensión, el salario base de cotización, los niveles de las pensiones mínimas y máximas, y la tasa o monto de la cotización. Asimismo, la problemática de la pensión mínima atada al salario mínimo, que impide la debida operación de las rentas vitalicias, deberá ser tema de estudio obligado en la reforma pensional.

El conjunto de medidas que se adopten debe reflejarse en la ampliación de la cobertura del Sistema General de Pensiones. Adicionalmente, el proyecto deberá hacer claridad sobre el sistema que se busca consolidar en Colombia. Aunque el Ministro anunció que el régimen de prima media “no se va a acabar”, se espera que ello no signifique que no se deba y vaya a reformar, cuando se considera que uno de los tres principios de la reforma del Gobierno es la equidad.

ROBERTO JUNGUITO
PRESIDENTE DE FASECOLDA

rjunguito@fasecolda.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado