Roberto Junguito

Los retos de Planeación Nacional

Roberto Junguito
POR:
Roberto Junguito
marzo 05 de 2014
2014-03-05 03:05 a.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c78676872a9.png

La Directora del Departamento Nacional de Planeación (DNP) viene llevando a cabo reuniones con destacados economistas colombianos –varios de ellos antiguos directores y funcionarios del DNP–, con el fin de informar y actualizar a los expertos nacionales sobre las tareas que viene adelantando y los retos futuros que enfrenta esa institución, así como para intercambiar ideas sobre los cambios y mejoras que se deben introducir.

Comenzó por reconocer que el DNP ha sido algo introvertido tanto en sus relaciones dentro del Gobierno como frente al exterior, lo que, quizás, se ha reflejado en el hecho que en el país no se tenga un conocimiento detallado sobre la variedad e importancia de las tareas que se vienen ejecutando.

Destacó características muy importantes de Planeación como son su visión de largo plazo, su ámbito nacional y territorial, así como la integralidad de sus funciones.

En ese sentido, recordó que los campos de acción cubren aspectos como la formulación de los planes de desarrollo nacional, los documentos Conpes, la asignación del presupuesto de inversión pública, el Sistema General de Participaciones de transferencias presupuestales a las regiones y, más recientemente, su actividad en la asignación de las regalías.

Además de todo esto, Planeación Nacional mantiene una unidad de estudios que adelanta investigaciones y proyecciones de largo plazo de la economía colombiana, y se ha hecho responsable de la coordinación de grandes misiones económicas nacionales como la Misión Rural, que inicia labores en estos días.

Entre los comentarios y sugerencias formuladas por los participantes en el evento, a las cuales debe prestar atención el DNP, se destaca la importancia de restablecer su tradicional tarea de ser el brazo técnico del Gobierno, la prelación de establecer las prioridades del gasto de inversión, así como la de vigilar la asignación eficiente de los recursos presupuestales, antes que ser un simple ejecutor de estos. Se recomendó adelantar un análisis retrospectivo del impacto que han tenido los documentos Conpes en el direccionamiento de las políticas públicas en Colombia.

Se discutió, sin llegar a un consenso, si el DNP debería o no mantener las funciones de asignación del gasto público y de las regalías o si estas funciones, así como las propiamente territoriales deberían trasladarse a otros ministerios o a un nuevo encargado de estas. También se cuestionó si el Planeación debería sustituir las funciones de los altos consejeros presidenciales y cómo formalizar sus relaciones con estos. Igualmente, se enfatizó la importancia de que el DNP se convierta en un verdadero ‘tanque de pensamiento’ del Gobierno Nacional.

En resumen, el DNP debe fortalecerse y ganar legitimidad por su propio trabajo y, en ese sentido, su trascendencia en la formulación y ejecución de la política económica no debe depender solo de las buenas relaciones que tenga con el Ministro de Hacienda de turno o del apoyo que el Presidente de la República le otorgue al Departamento y al Consejo de Política Económica y Social.

Los asistentes consideraron de gran importancia la apertura y transparencia de la nueva Directora del DNP frente a los retos y cambios institucionales que se deben introducir a Planeación Nacional. Ojalá los otros organismos del Estado y, especialmente, los ministerios abran también al escrutinio de los expertos las labores que vienen realizando.

Roberto Junguito

Exministro de Hacienda

roberto.junguito@gmail.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado