Rosario Córdoba Garcés
coyuntura

Competitividad: la tarea continúa

Colombia se mantiene quinto en América Latina.

Rosario Córdoba Garcés
POR:
Rosario Córdoba Garcés
octubre 17 de 2018
2018-10-17 12:20 a.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/05/56b4c69abad96.png

Cada año, desde 1979, el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés) publica su Reporte Global de Competitividad, en el cual evalúa las condiciones que explican el nivel de desarrollo de una amplia muestra de países. Ayer se publicó la edición 2018-2019, la cual representa un hito en la historia de cuatro décadas del reporte, por la introducción del nuevo Índice Global de Competitividad (IGC 4.0). Con la nueva metodología, el WEF modificó radicalmente el indicador de competitividad internacional por excelencia, después de más de diez años de calcular versiones similares del indicador desarrollado en el 2007.

En el reporte publicado ayer, el WEF evaluó la competitividad de 140 países –incluido Colombia–, entendida esta como el conjunto de instituciones, políticas y factores que determinan la productividad como elemento central del crecimiento económico de largo plazo.

Gráfico 1

Gráfico 1

El nuevo índice del WEF mide la competitividad de los países a través de 98 indicadores distribuidos en doce pilares relacionados con: (i) condiciones habilitantes; (ii) capital humano; (iii) mercados, y (iv) ecosistema de innovación. El puntaje general es el resultado de promediar los resultados de los doce pilares, en una escala de uno a 100. El índice utiliza una metodología de “distancia a la frontera”, similar a la del Doing Business del Banco Mundial, tal que el desempeño en cada componente es evaluado en relación con la “frontera” o el estado de cosas ideal. Para cada pilar, entre más cercano a 100 sea el puntaje obtenido, más cerca se encuentra el país a la excelencia.

RESULTADOS

Estados Unidos es la economía que más cerca se encuentra de la frontera, entendida como la situación hipotética en que un país obtuviera puntuación perfecta en todos los indicadores. Con un puntaje en competitividad de 85,6, se encuentra a 14 puntos de la referencia de 100, levemente por encima de Singapur y Alemania, que ocuparon respectivamente el segundo y tercer lugar. Esto implica que, a pesar de que Estados Unidos es la economía mejor posicionada entre las 140, aún tiene oportunidades de mejora.

El gráfico 1 muestra el puntaje y la posición en el escalafón obtenidos por Colombia, tanto en el índice general como en cada uno de sus doce pilares. El puntaje general aumentó marginalmente (de 61,5 a 61,6), mientras que en siete de los doce pilares hubo desmejoras frente al 2017. Colombia se ubicó como el país número 60 / 140 en el ranking global de competitividad.

Del análisis de los puntajes se advierte, en primera medida, que las áreas de ambiente macroeconómico y salud son las de mejor desempeño para el país, con valores de 87 y 91 sobre 100, respectivamente. En contraste, los pilares que presentan la mayor distancia a la frontera son: instituciones, adopción de TIC y capacidad de innovación. De manera complementaria, el análisis de las posiciones por pilar entre los 140 países de la muestra indica que, adicionalmente, los pilares de infraestructura, educación y habilidades, mercado de productos y mercado laboral presentan rezagos notables.

En América Latina, Colombia se mantuvo como el quinto país más competitivo de la región. Chile repite como líder, seguido por México, Uruguay (con cinco posiciones ganadas) y Costa Rica. De los quince países latinoamericanos incluidos, doce perdieron posiciones en el escalafón, entre ellos Colombia, mientras que solo tres mejoraron.

Gráfico 2

Gráfico 2

COLOMBIA EN PERSPECTIVA

El desempeño de Colombia en los diferentes indicadores internacionales de competitividad muestra que el país tuvo avances en algunos periodos, particularmente en el ranking del Doing Business del Banco Mundial, en el que escaló del puesto 76 en el 2006 al 34 en el 2015. Sin embargo, desde el año 2015 (incluso dejando de lado los cambios metodológicos que tuvieron mediciones como la del Doing Business y ahora la del WEF) se observa un retroceso generalizado de los indicadores de comparación (Ver gráfico 2).

En el IGC del WEF, Colombia pasó del puesto 61 entre 140 países en el 2015 al 66 entre 137 en el 2017 y, con la nueva metodología, del lugar 57 entre 135 al 60 entre 140. Así mismo, en el Anuario de Competitividad Mundial del Institute for Management Development (IMD) –que compara a Colombia con las 61 economías de mayor nivel de desarrollo–, el país descendió del puesto 51 en el 2015 al 58 en el 2018.

EL RETO 

La nueva visión de la competitividad, como equivalente a los determinantes de la productividad, la ubica no como una competencia entre países o un juego de suma cero, sino como algo posible de alcanzar para todas las economías. El Reporte Global de Competitividad del WEF brinda información valiosa sobre las áreas de política que el país debe priorizar, de manera que logremos resolver el reto de la productividad y, por esa vía, alcanzar un crecimiento mayor y sostenido que permita aumentar el bienestar de todos los colombianos.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado