Salomón Kassin Tesone
Columnista

Fuerza o justicia

Puedo aseverar en consciencia que existe la ausencia total de una justicia independiente y despolitizada que
les de garantías a ciudadanos.

Salomón Kassin Tesone
POR:
Salomón Kassin Tesone
marzo 10 de 2021
2021-03-10 07:30 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c7d23cb529d.png

En la medida que he podido empezar a tener reuniones presenciales y de alternar en almuerzos, de negocios o de amigos, he tenido la posibilidad de compartir pensamientos, ya no de asuntos puntuales, (como termina sucediendo en los intercambios telefónicos o virtuales) sino sobre la situación del país y particularmente del futuro político.

El tema que escucho casi unánimemente es la expectativa, convertida en añoranza, de una “mano dura”, de un gobierno con “más autoridad”.

Oír esto me lleva a un a reflexión obligada sobre el nivel de análisis que habrán hecho mis interlocutores, de lo que significa un gobierno de esas características en la Colombia de hoy. Si uno ahonda con ellos en la conversación, admiten sin excepción que ha habido un deterioro en la administración de justicia. Puedo aseverar en consciencia que existe la ausencia total de una justicia independiente y despolitizada que le de garantías a ciudadanos de cualquier ideología. A esto se ha llegado después de años en que el deterioro ha sido acelerado. Para legislar una reforma integral al sistema de justicia es indispensable lograr un consenso para que esta pase en el congreso con el voto a favor de la gran mayoría de los actores políticos del sistema.

Considero que este de la justicia es el problema más grande que tiene el país. Y si se le añadiera un gobierno de talante autoritario en una sociedad tan polarizada como la nuestra llegaría sin duda a tornarse en una situación explosiva.

Me viene a la memoria la realidad que tuvieron que vivir quienes nos antecedieron generacionalmente. El discurso político actual no podemos negar que nos puede llevar a que una vez más se vivan épocas de violencia política partidaria.

Tengo un particular temor de las implicaciones de un gobierno autoritario. Por otro lado, también temo que el restablecimiento de la justicia no ha sido un tema central en el discurso de ninguno de las decenas de precandidatos que han ido poco a poco presentando públicamente su posible postulación.

Entramos lentamente en la pospandemia y se irán materializando los efectos que la inactividad económica ha tenido en los hogares colombianos, destapando la precaria situación de una gran mayoría de ellos. Esto, aunado a los efectos que seguramente tendrá el ánimo de la gente cuando se vaya “normalizando” su tren de vida, propiciará un retorno a las protestas públicas.

También se inició la época preelectoral. Es previsible que el discurso de algunos precandidatos incentive a que unos cuantos revoltosos aproveche las protestas masivas (cuyo deseo de mostrar descontento es entendible) para generar más violencia de la que se vivió previamente a la pandemia.

Solo quisiera pensar que en la escogencia de los candidatos la dirigencia económica y política del país, opte por no tomar el camino de buscar para el próximo periodo presidencial, un candidato que logre que los votantes elijan alguien que priorice la fuerza sobre la justicia.

Salomón Kassin Tesone
Banquero de inversión.
skassint@gmail.com

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes