Salomón Kassin Tesone
Columnista

Turismo de cercanías

La mejor forma de enfrentar el desempleo, es estimulando medidas preventivas que logren mantener el nivel de actividad en la oferta de servicios.

Salomón Kassin Tesone
POR:
Salomón Kassin Tesone
junio 10 de 2020
2020-06-10 10:29 p.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c7d23cb529d.png

“El bife hay que comérselo a pedacitos”. Este dicho lo aprendí de un amigo brasilero y hoy lo recuerdo, pues siento que debemos ocuparnos de pequeños temas puntuales en esta coyuntura. Por más pequeñas y limitadas que sean las medidas, si contribuyen (más pronto que tarde) a asegurar el regreso a la estabilidad económica, debemos exponerlas para construir colectivamente una solución. Es clave crear conciencia que el aporte individual es imperativo para lograr superar esta crisis. Al fin y al cabo, la playa se compone de billones de granitos de arena, y cada uno de ellos agrega.

El desafío que tiene la industria de la restauración, la hotelera y en general todo lo relacionado con el turismo, es enorme. Esta cuarentena truncó para Colombia un desarrollo creciente en el turismo internacional cuando ya estaba generando, tanto divisas, como un nivel sustancial de empleos. Recuperar camino tomará un tiempo largo, hasta que se alcancen de nuevo las cifras que con un esfuerzo importante se habían logrado hasta el 2019.

Para acelerar el ritmo de recuperación –tanto el Gobierno como la industria– deben volcar el esfuerzo y la inversión que hacían para atraer turismo internacional, en promover el turismo intermunicipal e interdepartamental.

Colombia ofrece una diversidad que muchos de nosotros no hemos explorado aún. Aprovechar esta coyuntura para que los colombianos, al conocer realmente toda la variedad y la exuberancia de la naturaleza en los parajes, algunos recónditos, ojalá también contribuya a fortalecer el sentido de pertenencia y lograr así consolidar adicionalmente mayor conciencia por la importancia de proteger responsablemente el medio ambiente. Ojalá Colombia se ponga de moda para los locales, igual que en el extranjero lo estaba, en su momento de apogeo, previo a la pandemia.

Colombia, que se ha beneficiado del interés de los extranjeros por el turismo, puede aprovechar las circunstancias de tener que limitar los viajes de colombianos al exterior, para lograr que ese mismo interés sea adquirido localmente con un enfoque de sostenibilidad. Es común encontrar extranjeros que han recorrido regiones que son desconocidas para muchos colombianos.

Este esfuerzo debe iniciarse dándole ímpetu al turismo de cercanías, donde la movilidad se haga en transporte terrestre, a la espera de que se re inicie el transporte aéreo y que el pasajero vaya adquiriendo un mayor grado de confianza en las medidas de protección a la salud.

El impacto en la generación de divisas se reduce al disminuirse de forma sustancial los viajes al exterior de quienes residen en Colombia, sean nacionales o extranjeros, pues los destinos accesibles por transporte terrestre al exterior son limitados.

La ocupación y las tarifas promedio diarias, se irán recuperando lentamente. Creo que la mejor forma de lograr enfrentar el flagelo del desempleo, es estimulando medidas preventivas que logren mantener el nivel de actividad en la oferta de servicios, al menos parcialmente.

Una acción coordinada de los diferentes sectores en la cadena, debería generar este cometido. Para ello, es indispensable que el gobierno lidere y articule los diferentes esfuerzos, logrando que lo que hoy nos parece cotidiano, mañana nos sorprenda.

Salomón Kssín Tesone
Banquero de inversión.
skassint@gmail.com

Recomendados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes