Sergio Calderón Acevedo
Columnista

El foro

Qué bueno que hayan dejado tiempo para hablar del actual gobierno colombiano.

Sergio Calderón Acevedo
POR:
Sergio Calderón Acevedo
julio 30 de 2019
2019-07-30 10:00 p.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c786ab05c57.png

La semana pasada se reunieron en Caracas, a la luz de una vela, los representantes de varias sectas políticas, autodenominadas “el foro de Sao Paulo”.

Estuvieron varios capos de esta Camorra latinoamericana, entre ellos algunos de los exterroristas de las Farc que hoy se sientan en el Capitolio. También otros que estuvieron allí sentados, pero que son prófugos y se están dedicando, bajo la protección de la cúpula chavista, al narcotráfico, a rearmarse y a planear las siguientes acciones que les permitan tomarse el Palacio de Nariño, a las buenas o a las malas.

Faltaron varios miembros de la pandilla: Lula da Silva, porque en Brasil no hay JEP; la Kirchner, porque está ocupada gastando lo que robó con su marido, para la compra de votos; un tal Correa, porque está en Bruselas, prófugo, con otro criminal de apellido Puigdemont. No pudo asistir Daniel Ortega, porque está muy ocupado en su propio genocidio.

Y se abstuvo Michelle Bachelet, porque quedó asqueada después de constatar que Maduro, Padrino, Delcy, Cabello y Saab torturan y matan a quien se oponga a ellos. Y, por supuesto, faltó el Nobel, porque está preparando clases sobre “cómo violar topes y normas para no perder la segunda vuelta”.

El tal foro de Sao Paulo es una organización que alega tener 121 partidos miembros, y 19 de ellos llevan el apellido “comunista” en alguna parte. Sí, comunista, como el de Stalin, o Mao, o Kim Jong Un, o los muchachos Castro, responsables por millones de muertes en sus propios países.

Diez llevan el mote de “popular”, y como mote significa, según la RAE, “sentencia breve que incluye un secreto o misterio que necesita explicación”, todo queda dicho. Doce dicen ser “frentes”, como el “Manuel Cepeda Vargas”, el que secuestró y asesinó a los diputados del Valle, el que lleva el nombre del padre del senador que también faltó a la cita en Caracas porque está ocupado odiando.

O como el FSLN, el de Ortega, el dictador que tumbó a otro dictador, para también asesinar a su pueblo. Son miembros todos los partidos que apoyan tácitamente a los genocidas de Caracas, como la Alianza Verde, la de “Camaleón” López, o el Polo, otro de los que quieren acabar con Bogotá. Pero no está la tal Colombia Humana. ¿Será que Tibisay Lucena les exigió personería jurídica?

Un rápido vistazo al programa de cuatro días muestra que el viernes en la mañana discutieron el tema “Experiencias y Perspectivas de los Gobiernos Progresistas de América Latina y el Caribe”. Qué bueno que hayan dejado tiempo para hablar del actual gobierno colombiano.

Esa tarde también destacaron a Guaidó, al tener una mesa redonda sobre “La Lucha del Pueblo Venezolano por la Democracia, la Paz y la Soberanía Nacional”. Y también hablaron de Putin, en esa misma discusión, en el tema “Agresión Imperial contra Venezuela”.

También hubo tiempo para el humor en la sección “Programa de Recuperación, Crecimiento y Prosperidad Económica”. Y cerraron sus discusiones planeando cómo van a tomarse los únicos dos países de América Latina donde no han gobernado nunca: Guatemala y Colombia. Siempre se reúnen para hablar de ello, pero en las papas del refrigerio les sale la tapita “no ganaste esta vez. Intenta de nuevo”.

Sergio Calderón Acevedo
Perito financiero y docente

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado