Sergio Calderón Acevedo
columnista

Héroes y villanos

Iván Duque ha demostrado independencia y carácter, y está liderando otra transformación.

Sergio Calderón Acevedo
POR:
Sergio Calderón Acevedo
diciembre 17 de 2019
2019-12-17 10:00 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c786ab05c57.png

Otra vuelta al sol! 2019 trajo más noticias que las acostumbradas y es imposible resumirlas en una breve columna semanal, la última de este año. Empecemos por lo positivo. Colombia tiene buenos gobernantes, así se confabule contra ellos desde el Senado, desde un oscuro comedor donde se cuentan billetes, e incluso desde el exterior.

Para Enrique Peñalosa fue un honor haber trabajado por Bogotá y para nosotros fue un privilegio tenerlo como alcalde de una de las ciudades menos gobernables del mundo.

Su legado perdurará y madurará en pocos años cuando montemos en el metro que los golpistas quisieron bloquear. Retribuirá dividendos cuando se incorporen a la fuerza laboral formal los bachilleres de los flamantes colegios de la revolución educativa. Y se reflejará en la mejora en la salud de todos los que se beneficien con las clínicas que pronto abrirán sus puertas y que inaugurará la nueva alcaldesa.

Iván Duque ha demostrado independencia y carácter, y está liderando otra transformación. Aunque al eterno candidato de la clase política tradicional le molesta, la infraestructura va pa’lante, con el tesón de una superministra como Ángela Orozco. Y la revolución de las energías renovables se abre paso a regañadientes de las generadoras, con otra estrella que brilla con luz propia, como María Fernanda Suárez.

Las finanzas públicas poco a poco se cuadran, luego del desastre Santos-Cárdenas, con el ministro Carrasquilla, que supo botar la llave de la alacena de la mermelada. Y la funcionalidad del Estado mejora progresivamente con la gran labor que está silenciosa y eficientemente desarrollando el encargado del tema, Fernando Grillo Rubiano, distinguido como presidente del Centro Latinoamericano de Administración para el Desarrollo.

Aunque no comulgo con ella, creo que Claudia López traerá vientos de cambio a la capital. Ha prometido combatir a la corrupción en Bogotá, y una serie de transformaciones culturales interesantes. Le deseo mucha suerte, porque su fracaso sería el de 10 millones.

En el plano internacional, las buenas noticias son femeninas, y se llaman Nancy, Greta, Angela, Ursula, Christine y Kristalina. Sobran los comentarios.
Que no falten los deportistas: tenis, ciclismo, bicicross, fútbol y pesas. Siquiera tienen ahora un ministerio y más atención del gobierno.

Pero también hay un lado oscuro, y este tiene su Darth Vader: el senador cuentabilletes, el incitador, el que soterradamente orquesta una trama de desestabilización emocional, para sembrar un odio que, afortunadamente, lo está destruyendo solo a él. No olviden a los prófugos, los que se le volaron a la tal JEP, creada por el tal acuerdo, y que hoy planean el próximo bombazo, financiado con coca y secuestros. Queda el fracasado paro, con su tal comité organizador, el de la oligarquía sindical. Seguirán violando nuestro derecho al trabajo y a la tranquilidad. Allá ellos.

Y, claro, en el plano internacional hay obstructores de justicia y abusadores de poder, genocidas y populistas que hacen del mundo un lugar peor. Pero hay pocas películas en las que mueren los buenos. Esta no es una de ellas.

Sergio Calderón A.
Economista 
sercalder@gmail.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes