Sergio Calderón Acevedo
columnista

Tentaciones verdes

Ningún sector de la economía, en esta crisis, será tan favorecido como este.

Sergio Calderón Acevedo
POR:
Sergio Calderón Acevedo
agosto 10 de 2020
2020-08-10 09:18 p.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c786ab05c57.png

El proyecto de presupuesto general de la nación (PGN) para 2021 es contundente en la expresión política de la preferencia por los cañones y el desprecio hacia la mantequilla. Que sean destinados 22 veces más recursos a defensa y seguridad que a agricultura, comercio e industria, explica, en gran medida, la baja competitividad y el lento avance de la economía. Ni hablar la cenicienta del medio ambiente.

Pero el problema va más allá, y es que los cañones que son adquiridos con los COP 38 billones que se están girando como cheque en blanco a las fuerzas militares y policía, no son ni los potentes alemanes Krupp, que libraron y ganaron batallas en el siglo XIX, ni los húngaros Orbón, con los que Mehmed II derribó los muros de Constantinopla, en 1453.

En buena parte ($26 billones), son destinados al pago de sueldos de los casi 300 mil efectivos que combaten al narco en las selvas, y que llevan en camionetas blindadas al salón de belleza a las esposas de los oficiales que viven en los mullidos cantones de Usaquén, el sur de Bogotá y los terrenos más valiosos de varias capitales.

Pero hay $10 billones, lo que antes era considerado cinco reformas tributarias y ahora apenas media, que son entregados a cuatro entidades administradas con enorme recelo y secreto, como las famosas cajas de retiro de las FFMM y la Policía (CREMIL y CASUR), las Casas Fiscales del Ejército y la Agencia Logística de las FFMM.

Las cajas de retiro, que administran los recursos pensionales de sus afiliados, emplean a 318 personas, y sus presupuestos han crecido desde 2008 a un robusto 10% promedio anual. En el PGN de 2021 crecen 20,7% y 22,6%, respectivamente. Ningún sector de la economía, en esta crisis, será tan favorecido como este.

En la reforma pensional que viene, deberían los autores incluir un capítulo que desmonte estas entidades y las incorpore al presupuesto de Colpensiones. Incluso se debe pensar que los oficiales pasen al régimen de ahorro individual, pues sus remuneraciones son comparables a las del sector privado, al sumar todas las gabelas de educación, vivienda y salud, que los demás pagamos de nuestros bolsillos.

Y si la opinión se ha escandalizado por la creciente corrupción en las FFMM por continuos robos de varios oficiales de alto rango, más se aterrarán de saber que a la Agencia Logística le estarán entregando COP 1,1 billones, con crecimiento de 107% frente a 2020, para que compren tapabocas, cuyo precio es secreto de Estado, y otros suministros que harían palidecer de envidia a los proveedores de los PAE que venden tamales a COP 200 mil.

Otro de los huecos negros es el de las casas fiscales, cuyo presupuesto crecerá 21,9% en 2021. Allí contratan y administran la construcción y dotación de miles de inmuebles, como los que también tiene la Policía Nacional, y que tienen enlodado a Óscar Atehortúa, un director que sigue dilatando su proceso, y su renuncia, defendiéndose en libertad, no como otros colombianos a quienes por muchísimo menos se les niega ese derecho.

Sergio Calderón Acevedo
Economista. sercalder@gmail.co

Recomendados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes