Sergio Díaz-Granados G.
Columnista

La respuesta multilateral

Es un momento crucial de liderazgo para Colombia, que suma esta presidencia a las que ya ejerce en Prosur, AP y la Comunidad Andina de Naciones. 

Sergio Díaz-Granados G.
POR:
Sergio Díaz-Granados G.
febrero 23 de 2021
2021-02-23 07:30 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c7c0d5792e4.png

Después de la segunda guerra mundial, y sobre los escombros de esta, vino una expansión del multilateralismo para dar respuesta a las necesidades generadas por aquel trauma.

Una de las primeras semillas plantadas para la reconstrucción fue la creación de los bancos multilaterales de desarrollo (MDB sigla en inglés) siendo el Banco Mundial el primero de ellos. Posteriormente la discusión entre líderes de países contemplo que era necesario contar con Bancos focalizados en regiones del mundo.

Gracias a la visión de líderes como Juscelino Kubitschek de Brasil y Alberto Lleras Camargo en Colombia, entre otros, y el compromiso decidido del gobierno de Estados Unidos, en 1959, se establece el BID como primer MDB enfocado en una región.

Seis décadas después, la región ha evolucionado y es cada vez más heterogénea, el BID da cumplimiento al mandato de los países y financia el desarrollo en las áreas encomendadas y a medida que se concretaron los procesos de aumento de capital, nueve en total, se abarcaron nuevas áreas como operaciones para desarrollo sostenible o financiamiento al sector privado, entre otras.

Pero esta década que inicia será especialmente compleja para todos los niveles de gobierno y multilaterales por que confluyen al menos estos componentes: debilidades estructurales arraigadas antes de la pandemia, rápido retroceso socioeconómico generado por la pandemia y al tiempo ser una región altamente susceptible a las consecuencias del cambio climático.

Con abundante razón el presidente Duque ha afirmado que se necesita una mejor coordinación entre países y una mayor respuesta multilateral.

Según los cálculos del BID la contracción económica de 2020 en la región ALC se acerca al 7,4% del PIB, cerca de 44 millones de personas han caído a la pobreza y 52 millones de personas han dejado la clase media. El retroceso en ingreso real per cápita nos puede tomar entre tres y cinco años para poder recuperarlo a los niveles previos a la pandemia.

Es por ello por lo que con la misma determinación demostrada como cuando se crearon los MDB para acompañar a los países nos corresponde en este momento expandir su capacidad de apoyo, mejorar los instrumentos y sintonizar su propuesta de valor para América Latina y el Caribe. Un gran reto reside en nuestro capital humano y en nuestra relación con la naturaleza.

Con ocasión de la próxima reunión anual del BID, que por razones de la pandemia será mayormente virtual y con una reducida presencia física en Barranquilla, le corresponderá a Colombia asumir la presidencia de la Asamblea de Gobernadores máximo órgano de decisión del Banco. Este ciclo estará marcado por las conversaciones para fortalecer el rol del BID como fuente principal de financiamiento para la reactivación económica y sostenible de la región. Es un momento crucial de liderazgo para Colombia que suma esta presidencia a las que ya ejerce en Prosur, Alianza del Pacífico y la Comunidad Andina de Naciones.

Sergio Díaz- Granados
Director Ejecutivo del BID para Colombia y Perú

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes