Sergio Díaz-Granados G.
Columnista

Estabilizar a Colombia

Tendremos escépticos de profesión que se opondrán sistemáticamente a todo y esto no debe desestimular el proceso.

Sergio Díaz-Granados G.
POR:
Sergio Díaz-Granados G.
mayo 04 de 2021
2021-05-04 07:30 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c7c0d5792e4.png

El retiro del proyecto de solidaridad sostenible y el consecuente relevo en el principal líder del equipo económico, el Ministro de Hacienda, es una gran oportunidad para propiciar un consenso sobre cómo estabilizar nuestras finanzas y mantener ayudas a quien lo necesita.

Pensemos en el horizonte, el proceso, los elementos, y el escenario.

Nuestro horizonte debe ser el de conjurar unos jinetes desbocados: el desempleo y la pobreza. Durante varios años, el país estaba haciendo la tarea de reducción de pobreza y cimentando reformas para cerrar la brecha de inequidad. La pandemia nos afectó grave y repentinamente, retrocedimos quince años en un año. Ha sido como un campo magnético en nuestra brújula y por ello no podemos perder el sentido de dónde queda nuestro puerto seguro, cómo llegamos a él y con quien.

Las manifestaciones de estos últimos días, más allá de la tragedia que ha traído para millares de hogares y empresas, hace necesario pensar en nuevas formas de adelantar el diálogo, de cómo se generan los puentes entre gobierno y las organizaciones sociales, comunitarias, partidos políticos y especialmente sus voceros en el Congreso y encontrar la “tierra media” desde donde se puedan levantar las reformas que urgentemente necesita Colombia.

En cuanto al proceso se refiere, poco o nada se va a parecer a las de reformas previas, hay que usar las herramientas de tecnología disponibles, con amplitud y rigor, para hacer pedagogía que detenga la propagación de posverdades.

Tendremos escépticos de profesión que se opondrán sistemáticamente a todo y esto no debe desestimular el proceso, no se trata de buscar la unanimidad, es encontrar en los argumentos y solicitudes, de todos los sectores, las intersecciones que se den entre ellos. Un proceso que nos permita alcanzar un balance que haga más fuerte y resiliente a nuestro país.

Hay que procurar mantener los elementos centrales, algunos de los cuales ya han sido ampliamente discutidos y sobre los que especialistas han reiterado su consenso: 1) ayudas monetarias: la necesidad de preservar, y en lo posible ampliar, programas como el de ingreso solidario que llega a millones de hogares que se sumergieron abruptamente en la pobreza por cuenta de la pandemia, dramáticamente confirmado por el Dane 2) crecimiento económico: generar las condiciones para la recuperación especialmente en postpandemia lo que implica además una reorientación del gasto y una mayor austeridad que deriva en confianza para quien la lidera 3) reputación fiscal: implica nuevos recursos de carácter corriente para mantener la credibilidad en nuestras finanzas, pieza central para mantener una deuda sostenible.

Este proceso, así como la discusión de sus elementos, tiene como escenario institucional al Congreso de la República, es a sus integrantes y voceros, a quienes les corresponde tomar las decisiones como representantes de toda la sociedad y titulares que son de la máxima constitucional de “no hay tributación sin representación”.

Sergio Díaz- Granados
Director Ejecutivo del BID para Colombia y Perú

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes