Acero, un ‘beneficiado’ por la guerra comercial

El caso más significativo es el de las puertas, ventanas, sus marcos y umbrales de aluminio, que hasta junio han crecido 50,7 por ciento.

Acero

Reuters

POR:
Portafolio
agosto 21 de 2019 - 10:00 p.m.
2019-08-21

Luego de un año y poco más desde que se desatara la guerra comercial entre Estados Unidos y China, las cifras de exportaciones para Colombia, independiente de que guarden relación con ese hecho o no, muestran que el sector externo se encuentra estancado, con un déficit comercial de casi el 60%, por lo menos en el primer semestre de este año.

(Lea: 'Industria del acero es la mayor recicladora del país')

No obstante, esa coyuntura ha servido para que industrias como, por ejemplo, la del acero, hayan sacado provecho para incrementar sus despachos hacia Estados Unidos. Esto, si se tienen en cuenta datos revelados por la Cámara de Comercio Colombo Americana, Amcham Colombia.

(Lea: El acero sienta las bases la nueva ingeniería)

Según estos, productos como puertas, ventanas, codos, curvas y dispositivos de cierre han registrado buenos números en el primer semestre de este año.

(Lea: ‘Tenemos la capacidad para ser autosuficientes en acero’)

“El caso más significativo es el de las puertas, ventanas, sus marcos y umbrales de aluminio, que en 2018 ya habían incrementado sus exportaciones en un 27,5%, alcanzando las cifras de US$146,8 millones”, explicó la cámara binacional, añadiendo que “hasta junio de este año van creciendo al 50,7%, pasando de exportar US$65,8 millones entre enero y junio de 2018 a US$99,1 millones en el mismo período de este año”.

En este sentido, María Claudia Lacouture, directora ejecutiva de Amcham Colombia, aseguró que es una buena muestra de competitividad en las empresas exportadoras ya que “supieron responder a las oportunidades y en el primer semestre del año aumentaron el ritmo de crecimiento de las exportaciones, lo que consolida a las puertas y ventanas de aluminio en el ‘top’ 10 de productos exportados por Colombia a Estados Unidos”.

En el caso de los codos, curvas, manguitos, roscados de fundición acero o hierro, aunque no aumentaron significativamente sus ventas a EE. UU., sostuvieron el flujo que habían alcanzado el año pasado, luego de un vertiginoso aumento en sus cifras de exportación.

Mientras para 2018 la cifra total de crecimiento en los despachos había sido de 118,6% con respecto a 2017, durante el primer semestre de este año logró un avance de 13,6%, pasando de US$19,2 millones en 2018 a US$21,9 millones en 2019.

Otros productos de la industria del acero como tapones, tapas, cápsulas y otros dispositivos de cierre incrementaron las ventas externas a Estados Unidos en 12,1% durante el lapso entre enero y junio, totalizando US$10,8 millones.

No obstante, otros artículos no han logrado mantenerse a buen ritmo, si se detalla su evolución entre 2017 y 2019.

Este es el caso del polipropileno, que en 2018 había aumentado en 182,7% sus exportaciones a Estados Unidos con respecto a 2017, en tanto este año han disminuido 11,1%, al pasar de exportar US$8,2 millones entre enero y junio de 2018 a US$7,3 millones en 2019.

A esto se suman los ‘transformadores dieléctricos de potencia superior a 10.000 KVA’, cuyas exportaciones disminuyeron 13,5% en los seis primeros meses de este año con respecto al mismo lapso de 2018, al alcanzar la cifra de US$5,8 millones.

“Aunque es importante estar atentos y capitalizar las oportunidades que se presenten en contextos como el que sucede en este momento, hay que insistir en que una guerra comercial no beneficia a nadie y solo deja perdedores en distintos niveles, además de afectar la competitividad global y años de avances en el libre comercio”, expresó Lacouture.

Y de cara a lo que podría suceder en la última parte del 2019, la ejecutiva manifestó que el segundo semestre del año estará marcado “por la subida de la tasa de cambio y el impacto que tendrán los nuevos aranceles a Estados Unidos para productos chinos, que entrarán en vigencia en dos fases, una el primero de septiembre y la otra el 15 de diciembre”.

De acuerdo con la información del Representante Comercial de los EE. UU., USTR, a partir del primero de septiembre los productos chinos que hasta ahora no habían sido afectados con los aranceles por la administración del presidente de EE. UU., Donald Trump, tendrán un arancel del 10%.

Este listado contiene bienes en donde menos del 75% de las importaciones de Estados Unidos correspondiente a esos productos fueron de origen chino. Aquí se incluyen artículos agroindustriales, alimentos procesados, libros, textos, material impreso, prendas de vestir, accesorios de vestuario, calzado y maquinaria, entre otros.

La Oficina del Representante Comercial de los EE. UU. (USTR) reveló en Washington otro listado de productos que tendrán arancel del 10% a partir del 15 de diciembre próximo. Entre ellos se encuentran teléfonos celulares, computadores portátiles, consolas de video juegos, juguetes, monitores de computadores y algunos productos de calzado y ropa.

En este grupo están productos en donde el 75% o más de las importaciones que hizo Estados Unidos en 2018 fueron de China.

“En medio de estos anuncios, vemos oportunidades con Estados Unidos donde cada vez hay más empresarios que buscan proveeduría estable y cercana y en donde Colombia tiene mucho que ofrecer”, expresó Lacouture.

Siga bajando para encontrar más contenido

Noticias Recomendadas

Recomendados