Arroceros disminuirían área de cultivo para este año

Rafael Hernández, gerente de Fedearroz, dijo que se pasaría de 500.000 hectáreas a 480.000 hectáreas, al tener en cuenta las importaciones.

Rafael Hernández

Rafael Hernández, gerente general de la Federación Nacional de Arroceros (Fedearroz).

Archivo

POR:
Portafolio
enero 14 de 2019 - 09:04 p.m.
2019-01-14

El próximo 22 de enero es la cita para que los arroceros y el Gobierno definan la hoja de ruta del sector para este año.

En este sentido, Rafael Hernández, gerente general de Fedearroz, dijo que la propuesta será pasar de 500.000 hectáreas de área de cultivo a 480.000 hectáreas, por el tema de importaciones del grano desde Ecuador, Perú y un contingente de Estados Unidos.
En diálogo con Portafolio, Hernández manifestó que la producción en Casanare ha tomado fuerza, sin embargo, no tiene un distrito de riego importante.

¿Qué propuestas van a llevar al próximo Consejo Nacional Arrocero?

Hemos estado reuniéndonos permanentemente a nivel del Comité de Estadísticas del Consejo Nacional del Arroz. Precisamente para evaluar qué área se debe sembrar. Como hay unos compromisos del Gobierno de importar de Ecuador y de Perú, y están los contingentes que vienen del TLC con EE. UU., pues hay que tener estos elementos en cuenta. De acuerdo con esa evaluación, se determina cuál debe ser el área que se debe sembrar en el año para abastecer el país y según el Gobierno, cosa con la que no estamos de acuerdo, que es darle cabida a las importaciones.

(Lea: Arroz: duro pulso entre Gobierno y molineros por el precio mínimo

El Ministerio de Agricultura también hará algunos anuncios respecto a los apoyos que le debe dar al sector, en lo que tiene que ver con el uso de semillas certificadas, con la comercialización, con los créditos, entre otros, para armar una estrategia, y hacer una producción ordenada y que no haya ese problema de la sobreoferta, que es lo que causa tanto problema en el tema del precio.

¿Concretamente qué área de cultivo se va a proponer?

No está determinada exactamente el área, pero es una propuesta que debe estar del orden de 480.000 hectáreas. Hoy se están sembrando unas 500.000 hectáreas, hay que bajar un poco. ¿Qué origina la sobreoferta? Es la estacionalidad de la cosecha, que la mayor parte se concentra en los meses de agosto, septiembre y parte de octubre.

(Lea: Arroceros piden renegociar TLC con Estados Unidos

Hablando del tema de la Comunidad Andina de Naciones (CAN), ¿qué soluciones habría en cuanto a esas importaciones?


Seguimos insistiendo en que se debe revisar el tratado de la CAN, que se hizo hace 49 años, cuando las condiciones eran diferentes a las de ahora.

En esa época nosotros los abastecíamos, ahora Perú y Ecuador han hecho muchos esfuerzos en cuanto al tema agrícola, y la situación es diferente. Ese acuerdo se firmó buscando darles las mayores posibilidades a los menos desarrollados, que en esa época eran ellos dos, ahora es al contrario, por tanto hay que modificarlo.

¿Qué proyecciones y metas tienen para este año?

En exportaciones estamos haciendo contactos con diferentes países como Canadá, México y naciones del Caribe, buscando mercado para nuestro producto.

Sin embargo, no se es lo suficientemente competitivo para los mercados internacionales. Los agricultores arroceros que están poniendo en práctica el programa Amtec (Adopción masiva de tecnología) ya han logrado producir arroz por debajo de 300 dólares la tonelada.

Eso sí nos lleva a ser competitivos. Pero como todavía no hay el suficiente número de productores que estén ejerciendo estas prácticas, pues es muy difícil decir que podemos ser competitivos.

¿Cómo está Colombia en términos de producción, en comparación con la región?

Colombia tiene un promedio de producción de 5,5 toneladas por hectárea, esto en términos de paddy verde. Colombia siembra arroz riego y arroz secano. El 60% del área se siembra bajo el sistema de secano, donde los rendimientos son más bajos y el 40% restante, bajo riego. Allí tenemos en promedio 6,8 toneladas por hectárea.

Si uno va a zonas como Tolima y Huila, los promedios están por encima de 7,5 o hasta 8 toneladas por hectárea.

La producción se ha visto afectada por el cambio climático, desde el 2007 y eso tuvo una caída que ahora ya se está recuperando otra vez, porque nos ha tocado investigar y desarrollar variedades que puedan soportar las adversidades como las altas temperaturas, la baja luminosidad, etc. En eso ya hemos desarrollado mucha tecnología que se está poniendo en práctica.

¿Cómo afecta el fenómeno ‘El Niño’ a la producción arrocera?

En los distritos de riego se generan unos turnos, de acuerdo a la disponibilidad del agua. Con la sequía se reducen los caudales de los ríos de los distritos de riego hasta en un 50%.

Hemos estado pidiéndole al Gobierno la construcción de nuevos distritos de riego y de reservorios para guardar el agua del invierno para la época seca.

El país no construye un distrito de riego importante desde hace más de 50 años. Primero hay que recuperar los distritos existentes, mejorándolos y segundo construyendo los reservorios que no los tienen.

A parte de las zonas tradicionales, ¿qué región a futuro va a mayor fuerza en producción?

En los llanos, está el Casanare, que es una zona que ha tomado mucho auge. Allá hay un río cada menos de 20 kilómetros y no hay un distrito de riego suficientemente importante para irrigar todas estas tierras.

Hay una buena oferta ambiental para sembrar y no se está aprovechando. Tiene que haber inversiones en infraestructura en el campo, no solo en el tema de riego, sino también en vías terciarias y secundarias, ya que en el invierno se vieron las dificultades que tuvieron los agricultores para sacar las cosechas.

felveg@eltiempo.com

Siga bajando para encontrar más contenido