Así afecta su productividad la congestión de la ciudad

En Bogotá se perdieron en promedio 272 horas por persona debido a la congestión durante el 2018.

Trancón Bogotá

Bogotá, la ciudad del mundo en la que más se pierde tiempo en trancones

Abel Cárdenas / ETCE

POR:
Portafolio
agosto 16 de 2019 - 07:35 a.m.
2019-08-16

Trabajadores eficientes y relajados garantizan el mejor servicio. En Virgin, sentimos que cuando nuestro personal está feliz, nuestros clientes probablemente también estarán felices”, así explica Richard Branson, el multimillonario empresario británico, por qué es beneficioso tener en las compañías trabajadores a gusto.

(Lea: Uno de cada cinco empleados padece fatiga laboral)

No obstante, es difícil que las personas lleguen felices a sus puestos de trabajo en Bogotá, la ciudad del mundo en la que más se pierde tiempo en trancones, según INRIX, compañía global dedicada al tráfico vial y a los servicios del conductor.

(Lea: ¿Estrés y desgaste laboral? Aprenda a evitarlos)

De acuerdo con la firma, cada capitalino perdió en promedio 272 horas debido a la congestión durante el 2018, es decir, 34 jornadas laborales. 

(Lea: Síndrome del trabajador quemado: cuando el estrés arde)

Medellín y Cali tampoco son ajenas a esta situación, pues a nivel Latinoamérica, INRIX las ubica séptima y novena, respectivamente, de las ciudades más congestionadas.

Felipe Villegas, psiquiatra laboral y gerente de la IPS Mutalis, señala que, como lo indican muchos estudios, a medida que suben los tiempos de desplazamiento entre la casa y el trabajo aumentan proporcionalmente los niveles de estrés, que se traducen en un crecimiento de las patologías mentales, sobre todo en trastornos de ansiedad y depresivos.

12
%
más son productivas las personas felices.

“El hecho de que la jornada laboral de ocho horas se convierta en una de 12 en una ciudad como Bogotá hace que las personas no tengan tiempo para realizar tareas extralaborales como actividad física, ‘hobbies’, relaciones interpersonales, entre otras cosas.  Se pierde el balance de trabajo y vida personal y eso hace que las personas tengan un mayor riesgo de tener una enfermedad mental”, dice.

De acuerdo con Villegas, en la batería de riesgos psicosociales está contemplado que el desplazamiento entre el trabajo y la casa es un factor de riesgo de enfermedad, pero lo que pasa es que es algo muy difícil de controlar para las empresas.

“Pueden controlar muchas variables, el jefe, las relaciones interpersonales, la carga de trabajo, pero el desplazamiento es algo difícil y eso hace que se vuelva un riesgo público y para las empresas sea algo inmanejable”, comenta.

Y añade que se ha visto que las empresas están propendiendo por el bienestar interno, pero con el desplazamiento se ha hecho muy poco, “ahí se puede solucionar con el teletrabajo, pero las empresas aún son esquivas”, puntualiza.

Precisamente, una investigación de la universidad de Warwick, en Reino Unido, apunta que la felicidad hace que las personas sean más productivas en el trabajo. Los investigadores, que realizaron pruebas en 700 personas, hallaron que la felicidad hacía que fueran 12% más productivas.

Acá el teletrabajo permite mayor productividad. Un trabajador feliz y tranquilo produce más de lo que esperaría la empresa

COMPARTIR EN TWITTER

Al respecto, Juan Pablo Villegas, gerente general de Citrix Colombia, sostiene que en la medida que las empresas ofrezcan a sus empleados modos de flexibilidad laboral, más posibilidades hay de impactar positivamente el tráfico de la ciudad.

“Lo que ocurre hoy es que todo el mundo sale corriendo de sus hogares. Un porcentaje de la población, que me atrevería a decir que es el 30%, se desplaza de su casa para sentarse en una estación de trabajo y ahí vienen dos cosas: esa persona se sienta a atender clientes cara a cara o se sienta a realizar procesos internos de la organización”, pregunta Villegas.

Frente a lo anterior, Villegas señala que en esos puntos la organización debe establecer políticas para medir la productividad de una manera diferente, que permita tener cierta flexibilidad en los horarios de llegada y salida, como en algún momento la Alcaldía de Bogotá lo hizo.

“Por supuesto, el día a día no es estar sentado 100% frente a un dispositivo, sino que hay reuniones y otro tipo de actividades, pero los líderes de las organizaciones debemos establecer políticas para sincronizar estas labores”, precisa.

En ese sentido, Javier Enrique Delgado, decano de la facultad de ciencias económicas de la Universidad La Gran Colombia, afirma que un país limitado en infraestructura vial como Colombia y en una ciudad como Bogotá, con una alta productividad sobre todo en el tema de servicios, no tanto en producción de bienes, se ve afectada mucho por el desplazamiento.

“Acá el teletrabajo permite mayor productividad. Un trabajador feliz y tranquilo produce más de lo que esperaría la empresa, si a un trabajador le permitimos estar en su hogar o en un lugar que pueda elegir para estar tranquilo su productividad también se va mejorar”, anota.

EL PAPEL DE LA BICICLETA 

Ciclovía nocturna

CEET

Diana Barrera, directora de Metodologías de Acsendo, empresa experta en la gestión del talento humano, afirma que “la bicicleta ayuda a que las personas estén saludables, tanto física como mentalmente y esto repercute, directamente, en su productividad. Un empleado sano, con buenos hábitos, se enferma menos y está más dispuesto a cumplir con sus labores diarias. Si no hay ausentismo, la empresa no tiene que cubrir económicamente lo que implica una ausencia por enfermedad”.

La Sonrisa Eléctrica, asociación española que promueve el uso de la bicicleta para ir al trabajo, reafirma con estas palabras que “está comprobado que el ejercicio diario mejora el ánimo, la disponibilidad para rendir más en el trabajo y gozar de buena salud. Ir a la oficina en bicicleta reduce, según los expertos, hasta un 25% el ausentismo laboral”.

Barrera añade que “cuando la persona va con calma y llega a su lugar de trabajo relajado, con tiempo, está con la mente más tranquila para concentrarse en sus labores diarias. Sobre todo, en ciudades caóticas como Bogotá. Al evitar los trancones, no hay estrés, lo que beneficia directamente a la empresa”.

Sobre este panorama, Portafolio.co preguntó al Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones sobre los avances y el impacto que tiene el teletrabajo en el mejoramiento de la calidad de vida de los colombianos.

De acuerdo con la entidad, un teletrabajador autónomo y suplementario puede tener menos estrés, ya que realizar el trabajo desde la casa de una manera más tranquila, equivale a mejor concentración y productividad en el trabajo.

"Esto también depende de la actividad a ejecutar y la capacidad de organización que tenga la persona al momento de teletrabajar", dice.

Siga bajando para encontrar más contenido

Noticias Recomendadas

Recomendados