Bancos centrales anuncian bajas en tasas ¿Qué debe hacer el Emisor?

Política monetaria del país no tendría sobresaltos, pese a incertidumbre por tensiones comerciales entre Estados Unidos y China.

Banco de la República

Archivo Portafolio.co

POR:
Portafolio
junio 11 de 2019 - 10:25 p.m.
2019-06-11

A nivel mundial, las autoridades de los principales bancos centrales del mundo han dado señales de recortar sus tasas de interés con el fin de impulsar sus economías ante un panorama económico que parece debilitarse y perder fuerza, principalmente, por los efectos de la guerra comercial.

(Lea: ‘Bajar tasas de interés podría reactivar la economía’: Andi)

Por una parte, la Reserva Federal de Estados Unidos (FED), que ha sido presionada fuertemente por el presidente Donald Trump para bajar su tasa de referencia, ha dado a entender que ante una debilidad de la economía podría bajar la tasa de interés.

(Lea: 'Se interpreta cierto freno en el PIB al cual hay que darle atención')

Mientras que las autoridades del Banco Central Europeo (BCE) también han manifestado que están abiertas a recortar la tasa nuevamente si el crecimiento económico se debilita en el resto del año y la fortaleza del euro afecta al bloque que ya está sintiendo el impacto de las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China.

(Lea: Política monetaria durante 2019 y 2020 no tendrá sobresaltos)

Aunque esta tendencia parece lejana, en el vecindario Chile ya sorprendió el pasado viernes con una inesperada reducción en su tasa de interés en 50 puntos básicos, la mayor en una década, ya que el crecimiento económico y la inflación siguen siendo débiles.

Esta dinámica a nivel internacional haría pensar que el Banco de la República también se encaminaría en ese sentido, teniendo en cuenta que la tasa de intervención completó 13 meses en 4,25% y que el gerente del Emisor, Juan José Echavarría, ha manifestado en distintos escenarios que la economía del país no ha presentado el repunte esperado, incluso llegó a decir que la economía presentaba un "estancamiento", lo que le valió un enfrentamiento directo con el Gobierno. 

A este panorama se suma el llamado que ha hecho la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Ande) al Banco de la República para que retome la baja en las tasas de interés y de esta manera ayude a darle un mayor impulso a la reactivación económica del país.

El presidente del gremio, Bruce Mac Master, señaló recientemente a través de su cuenta en Twitter que la Andi ha venido pidiendo al Emisor considerar una reducción en las tasas. “En el pasado, el incremento de éstas fue una de las razones para la caída del crecimiento económico. Con inflación dentro de la franja, vale considerar impulso monetario al crecimiento”, dijo.

No obstante, analistas económicos consultados por Portafolio.co no ven tan cercana la posibilidad de un cambio en la política monetaria del país por parte de la junta del Emisor, a pesar de todas las señales que pueden existir al respecto.

Salomón Kalmanovitz, excodirector del Banco de la República, señala que aunque el mensaje del gerente es de que la economía no estaba bien y eso abre la posibilidad a que se bajen las tasas, el clima internacional de guerra comercial y las impredecibles acciones del presidente Donald Trump harán que el Banco de la República no tome una acción al respecto de manera inmediata.

“Debe ver (el Banco) si se estabiliza la situación, pero Trump cada semana sale con un bombazo. Entonces si la tasa de cambio se debilita no es buena idea bajar las tasas de interés al mismo tiempo”, asegura Kalmanovitz.

En todo caso, Kalmanovitz sostiene que lo que ha dado a entender el Emisor es que el resultado del PIB del primer trimestre fue mediocre y ese sería un mensaje de cambio en su política monetaria.

“Por ahora, hay incertidumbre sobre las perspectivas internacionales de comercio. Si se colapsa el comercio internacional Colombia puede ser afectada y devaluarse la tasa de cambio, si eso es excesivo puede impactar la inflación, que es la variable fundamental que le preocupa al Banco para tomar una decisión en ese sentido”, precisa.

Para Juan David Ballén, director de análisis y estrategia de Casa de Bolsa Grupo Aval, continúa siendo prudente mantener la tasa de interés estable en 4,25%, a pesar de que los bancos de otros países estén dando señales de rebajas.

“En Colombia el Banco es totalmente independiente y depende mucho más de los factores internos. Es una realidad que el crecimiento no ha cumplido las expectativas, pero lo que prima acá y el objetivo del Banco de la República es mantener controlada la inflación y dentro de los dos últimos meses la inflación ha venido ascendiendo”, explica Ballén.

Y agrega que mientras los riesgos de la inflación continúen siendo alcistas, el Banco de la República no tendrá motivos para considerar bajar las tasas de interés. “Si eventualmente el dólar sigue subiendo, puede llegar a generar presiones inflacionarias y por ende le imposibilitaría al Banco de la República redefinir las tasas de interés, eso va a depender de la información interna, y mientras los riesgos de la inflación no estén completamente controlados van a mantener la tasa de interés estable”, precisa.

Por su parte, Munir Jalil, director de Investigaciones Económicas de BTG Pactual, anota que la discusión no será si el Banco de la República bajará su tasa de interés sino bajo qué condiciones lo hará. “Por ahora, nosotros no vemos al Banco bajando los tipos de interés en el contexto en el que estamos”, indica.

En esa línea, Jalil señala que uno de los problemas es que aún no se puede determinar con claridad la velocidad de la recuperación económica del país, que venía lenta y se mantuvo lenta. “El dato de PIB no nos sirve como para tener esa tranquilidad de recuperación, no tenemos esa respuesta”, dice.

“El otro tema que analiza el Banco es la inflación y en ese aspecto no hemos venido dando mayores sobresaltos, es una variable que ha estado bajo control, pero lo cierto es que en los últimos meses, así sea poco, ha venido subiendo”, agrega.

Finalmente, Jalil estima que para que el Emisor tome una decisión de reducir su tasa de referencia habría de darse un deterioro de actividad económica muy grande. “No obstante, antes de eso, con la inflación como la tenemos y el déficit de cuenta corriente, que es muy alto (4,6%), el Banco de la República esperaría. Entonces tendríamos un buen periodo de tasas estables y ya dependiendo si hay un deterioro de las condiciones económicas podría hablarse de un movimiento en tasas”, puntualiza.

Siga bajando para encontrar más contenido

Noticias Recomendadas

Recomendados